Alumnas de la UAM proponen señalizaciones para evitar caos y desorganización en el metro

21 de Noviembre de 2017

Alumnas de la UAM proponen señalizaciones para evitar caos y desorganización en el metro



* La intención es hallar un mecanismo para modificar el comportamiento de los usuarios, agilizando la movilidad

La actitud negativa de los usuarios que utilizan el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México se transformaría positivamente con la colocación de señalizaciones adecuadas que ayuden a facilitar el tránsito peatonal y agilizar la movilidad, señaló Elizabeth Iturbide Zacarías, alumna del séptimo trimestre de la Licenciatura en Psicología Social de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Como parte de las actividades académicas trimestrales emprendió junto con Zeltzin De la Paz Morgado y Yoceline Medrano Acevedo una investigación enfocada a hallar un mecanismo que ayude a modificar el comportamiento de los individuos titulada Actitud de ceder paso a los usuarios que llevan prisa en las escaleras eléctricas del metro Ermita.

En el trabajo indican que en 2016 dicha estación, ubicada al sur de la ciudad con correspondencia a la Línea 12, registró una afluencia de 792,789 pasajeros, quienes se enfrentan a problemas de desorganización y caos, al desconocer información relevante, por ejemplo, que el paso debe permitirse por el lado izquierdo.

Iturbide Zacarías refirió que realizaron observaciones con la finalidad de evaluar si las personas avanzaban correctamente, comprobando que mucha gente era imprudente, se quedaba parada o era desconsiderada con los demás, de modo que decidieron colocar en el piso de las escaleras tres tipos de calcomanías conocidas como floor graphic, elaboradas de un material resistente y duradero, en las que indicaban la manera correcta al caminar.

Las señalizaciones fueron elaboradas en amarillo y azul; el primero denota luz, alegría, optimismo y un carácter emocionante, por lo que se utilizó para los ciudadanos que transitaban con mayor celeridad; mientras que el segundo transmite tranquilidad, reflexión y paciencia, por lo que fue elegido para ubicar a las personas que avanzan lento.

De la Paz Morgado externó que el objetivo de su proyecto consistió en sensibilizar a la gente para que sea más empática con los otros y su entorno. “Lo ligamos a la psicología social porque es profundizar en una actitud, algo que es abordado en nuestra disciplina. Al mismo tiempo, quisimos tratar una problemática actual, de manera que pudiéramos contribuir con el bienestar social cotidiano”.

Durante 30 minutos de observaciones obtuvieron que 37 por ciento de los usuarios, es decir, 980 personas, no cedieron el paso, en tanto que 1,679 sí lo hicieron. Luego de ejecutar el tratamiento de señalizaciones, en un segundo momento hallaron que quienes no cedían el paso disminuyeron a 34 por ciento.

De acuerdo con Medrano Acevedo el proyecto resultó funcional pero debe mejorarse a partir de una intervención hablada, ya que complementa el tratamiento, “creemos que si se tiene una buena educación respetando los señalamientos, esto haría más efectivo el transporte público y el uso de las escaleras eléctricas”.

Con la investigación “logramos poner en práctica los conceptos que estudiamos en el salón de clases y para reforzar el conocimiento ya adquirido en trimestres previos”, y agregó que desean continuar con esta labor así como colaborar y unir esfuerzo con alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México, quienes desarrollaron un sistema de señalizaciones para acceder a los vagones en la estación Balderas.