Alumnos UV crearon vinagreta para combatir ansiedad y depresión

8 de Enero de 2018

Alumnos UV crearon vinagreta para combatir ansiedad y depresión


• Contiene aceites esenciales de Melissa officinalis (toronjil) e Hypericum laricifolium (hierba de San Juan)

• Fue elaborada por estudiantes de la carrera de Ingeniería en Alimentos de la UV

Claudia Peralta Vázquez

Estudiantes de la Licenciatura en Ingeniería en Alimentos de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Veracruzana (UV), elaboraron una vinagreta a base de aceites esenciales para tratar padecimientos relacionados con la depresión y ansiedad, trastornos que afectan a un alto porcentaje de la población, de ahí la importancia de buscar alternativas naturales que permitan mejorar esta condición.

Gabriela Lara Aguirre, Cecilia Cano Rojas, Carmen Steffi González Hernández y Alfonso Morales Huerta, conforman el equipo que creó este producto el cual no es un medicamento pero contiene Melissa officinalis (toronjil) e Hypericum laricifolium (hierba de San Juan), ambas con propiedades ansiolíticas y antidepresivas probadas científicamente.

Los jóvenes, quienes cursan el séptimo semestre de este programa educativo, detallaron que dentro de la experiencia educativa (EE) Desarrollo de Nuevos Productos idearon la elaboración de un alimento como una alternativa para reducir depresión y ansiedad en las personas, en vez de los fármacos que generalmente provocan dependencia.

“Queríamos una alternativa que sustituyera a ciertos medicamentos, pues en un estudio previo los aceites fueron comparados con la Fluoxetina, empleada en el tratamiento de la depresión.”

Explicaron que el proceso de creación de la vinagreta fue mediante la destilación y extracción de aceites esenciales, trabajo muy laborioso que los llevó a desarrollar dicho análisis para conocer si causaría el efecto que deseaban en humanos.

Posteriormente lo aplicaron en ratas, etapa que para ellos representa la parte medular del producto, el cual sería el primero en ofertarse dentro del mercado con esas características.

“Para la prueba nos llevamos alrededor de un mes porque tuvimos que administrar las dosis, aparte la destilación de los aceites es complicada.”

Entrevistados sobre este proyecto, comentaron que su deseo es llegar a un público que se sienta atraído por el producto que reiteraron “no es un fármaco sino una alternativa distinta”.

Al presentarlo oficialmente como parte de la EE, indicaron que más adelante será necesario medir las concentraciones del aceite, “quizá no tenga las características organolépticas de sabor, olor, color, que sean del agrado de los consumidores”.

Sin embargo, podrá ser ingerida por cualquier tipo de personas, excepto mujeres embarazadas y niños menores de dos años de edad.