Alumnos y egresados de la UAM, finalistas del Global Demo Day

8 de Noviembre de 2019

Alumnos y egresados de la UAM, finalistas del Global Demo Day


4 de noviembre de 2019

• Participaron en el 4 Years From Now, celebrado en Los Ángeles, California

• Los jóvenes crearon una aplicación pedagógica para niños y un dispositivo médico

Alumnos y egresados de licenciatura y posgrado de la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) quedaron entre los cinco finalistas del Global Demo Day –última fase del Trep Camp 2019– al haber expuesto ante un panel de inversionistas y aceleradores de clase mundial, como parte del 4 Years From Now, celebrado en Los Ángeles, California, del 22 al 24 de octubre.

Andrea Aguilar Álvarez Altamirano, Erika Zárate Sandoval y Silvia Arantza Sánchez Guerrero, matriculadas en el tercer trimestre de la Maestría en Diseño, Información y Comunicación, y las licenciaturas en Ingeniería Biológica y en Biología Molecular, respectivamente, además de Teresa Ruiz Rivera y Claudia Mónica Flores Espinoza, estudiante y egresada de Ciencia Política y Economía del Instituto Tecnológico Autónomo de México y del master en Alta Dirección de la Escuela Bancaria y Comercial, en cada caso, presentaron Star up, una aplicación para la educación y el emprendimiento dirigida a niños de entre 12 y 14 años.

T-cor, dispositivo médico para la detección y el monitoreo de problemas cardiacos, fue elaborado por Juan Francisco Flores Ayala, licenciado en Diseño por la referida Unidad; Anna Aguiar, abogada por la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas; Marina Martínez Derch, licenciada en Administración por la Universidad Pompeu Fabra, ambas escuelas de Barcelona, España; Gastón Padro, alumno de la Universidad Blas Pascal, de Córdoba, Argentina; Estebana Hinojosa, ingeniera industrial por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, y Luis Francisco Ornelas Ríos, ingeniero biomédico por la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Las autoras de Star up plantean que el establecimiento de una pequeña o mediana empresa implica “un camino de prueba y error que muchos recorren sin haber recibido una educación formal para ello”, ante lo cual propusieron una aplicación y juego en línea de simulación de negocios –basada en inteligencia artificial, ciencia de datos, cursos y algoritmos específicos adaptados a cada infante– que permita interactuar mediante networking con usuarios de cualquier país, lo que abriría la posibilidad de crear una compañía propia.

“Una de nuestras motivaciones es que las personas emprendan desde edades tempranas y sus ideas se vuelvan algo tangible”, pero para lograrlo los niños deben adquirir conocimientos y desarrollar habilidades, ya que “es más fácil que aprendan a ser resilientes o pivotear con la experiencia de que a veces las iniciativas no funcionan de inmediato”, puntualizaron.

Los consumidores podrán producir un avatar individualizado; jugar en un entorno virtual en primera persona; armar equipos; desbloquear logros; realizar misiones, y explorar opciones nuevas, informaron en entrevista las jóvenes, quienes se conocieron en un taller de emprendimiento, en el que concibieron el plan que dio forma a Star up.

El arribo a esta última etapa significó transitar un largo proceso, que inició con un viaje a San Diego a finales de agosto y principios de septiembre para comenzar a trabajar, a partir de desplegar una idea con el apoyo de un mentor; en esa fase “ganamos el primer lugar del concurso” y el pase automático al siguiente tramo, que consistió en una práctica “enriquecedora en términos de aprendizaje”, al someter su propuesta a escrutinio público con la difusión de un video de tres minutos.

“Calificamos a la tercera prueba: una dinámica de pitch”, que en el ámbito de las inversiones radica en exponer ante un panel de expertos que puede o no autorizar el financiamiento, pero “afortunadamente resultamos entre los cinco finalistas y llegamos a Los Ángeles, California”.

Flores Ayala detalló que con la asesoría de especialistas en salud e investigadores de Silicon Valley, con sede en San Francisco, desarrollaron un dispositivo que utiliza una tecnología similar a la de aparatos empleados en hospitales, pero más barato y accesible, al tratarse de un parche de celulosa con micro agujas que, colocado en cualquier parte del cuerpo del paciente, cambia de color si detecta el comienzo de un infarto al corazón, al incrementarse la proteína troponina.

“Hasta el momento, la única posibilidad es acudir al hospital para que el afectado se practique un análisis, lo que exige tiempo, energía y recursos económicos altos”, por lo que “buscamos una opción práctica a través de un diagnóstico temprano” de ataques al miocardio, indicó el egresado de la UAM, encargado del concepto y el diseño del prototipo, que demandó una indagación sobre aspectos médicos y técnicos para seleccionar material, textura, forma y color del parche, además de entrevistas a interesados en aprovechar el aporte.

El diseñador recordó que el plan de estudios de la Licenciatura en Diseño de la Unidad Cuajimalpa está enfocado en que los profesionales resuelvan problemas de manera integral con una orientación más global que permita armar toda una experiencia a través de un producto, un aspecto que le ayudó a concebir sus ideas en forma más orgánica con sus compañeros, por lo que ha sido “un orgullo formar parte de T-cor como representante de una institución pública de educación superior con la calidad y la excelencia de la Casa abierta al tiempo.

“Estas prácticas nos prueban ante gente de todo el mundo para medir nuestras capacidades, ayudándonos a valorar a la Institución y demostrar que es posible hacer bien las cosas”, por lo que es prioritario que “los universitarios salgan de su entorno para aprender aspectos nuevos y demostrarse que están hechos de buena madera”.

Esta propuesta llegó al 4 Years From Now después de haber superado las semifinales, en las que compitieron contra 47 iniciativas de varios países. En la edición 2019 de TrepCamp concursaron 33 alumnos de la UAM, 30 con beca Santander y tres con sus propios recursos; 29 fueron a San Diego, uno a Londres, uno a Nueva York y dos a Silicon Valley. Los tres mejores equipos de cada sede recibieron un Golden Ticket para participar en la final del Global Demo Day, una competencia global de pitch que permite a los mejores equipos emprender su startup.

Global Demo Day incluyó tres rondas: la primera del 4 al 13 de septiembre, a la que asistieron 36 grupos de todas las sedes que crearon un video pitch y lo promovieron para obtener votos, ya que sólo diez –además de dos elegidos por el jurado– pasaron a la siguiente ronda, que fue el caso de T-cor y Star up, proyectos de la UAM que resultaron entre los 12 finalistas.

La segunda fase tuvo lugar en la última semana de septiembre, cuando las 12 agrupaciones se presentaron ante un panel internacional en una sesión privada en línea. Los desarrollos de la Unidad Cuajimalpa quedaron entre los cinco con mejores puntuaciones y compitieron en la ronda tres, punto en el que debieron mostrarse ante un panel de inversionistas y aceleradores de clase mundial en el 4 Years From Now, en Los Ángeles, California, en el que se exhiben tecnologías de vanguardia y exploran alianzas con actores clave de los ecosistemas de innovación.