“México está llamado a tener elecciones con integridad en el próximo proceso electoral”: Magistrada Mónica Soto

2 de Octubre de 2017

“México está llamado a tener elecciones con integridad en el próximo proceso electoral”: Magistrada Mónica Soto


• Durante una ponencia que dictó en la UABCS, la magistrada habló sobre los retos y perspectivas de las elecciones 2017-2018

Este 29 de septiembre, la magistrada Mónica Aralí Soto Fregoso, integrante de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, dictó una conferencia magistral en la Universidad Autónoma de Baja California Sur; evento al que se dieron cita estudiantes y profesores, así como profesionistas del derecho, autoridades gubernamentales y miembros de la sociedad civil.

Coordinada por la UABCS, junto con el Tribunal Estatal Electoral de BCS, la plática giró en torno a los retos y perspectivas que enfrentará nuestro país de cara al proceso electoral 2017-2018, considerado como “histórico” porque en un una sola jornada se llevarán a cabo elecciones locales en 30 entidades, a la par que las elecciones para cargos federales; lo que según la Magistrada, “pondrá a prueba a las autoridades e instituciones electorales, partidos políticos y a la propia ciudadanía”.

En su disertación, aseguró que a pesar del complejo escenario que se vive en este momento, el grado de evolución de la democracia mexicana es muy superior a lo que una opinión aislada o un juicio no contextuado arrojan como impresión superficial, ya que México está por encima de otras democracias.

“Hemos construido en los últimos 30 años un aparato institucional, un servicio profesional muy amplio en el tema, una legalidad electoral y grandes capacidades jurisdiccionales en el país. Incluso, como nación, México es una de las más avanzadas en la aplicación de la perspectiva de género en la justicia electoral; en la legalidad sobre la paridad de género y en el énfasis al combate de la violencia política hacia las mujeres en América Latina”.

Sin embargo, también puso énfasis en que las elecciones en México deben ser vistas, analizadas, evaluadas, criticadas y mejoradas en una visión integral que reconozca como referente las mejores prácticas de la democracia global; algo que ha faltado hasta el momento.

Lo anterior, expresó Soto Fregoso, puede encontrarse a partir de la llamada “integridad electoral”, metodología que permite identificar las mejores y peores prácticas de un sistema, a partir de la comparación con las elecciones de otros países comprometidos con los procesos democráticos.

De acuerdo con la Magistrada, hemos acostumbrado, equivocadamente, a analizar los problemas de la democracia, las prácticas electorales, el desarrollo y el desempeño del aparato institucional y la evolución legal, como asuntos separados. Justamente la perspectiva de la integridad electoral reclama analizarlos como un todo; como partes que interactúan dentro de un gran proceso que puede mejorar y que se enmarca en un ámbito global del ejercicio y defensa de la democracia, el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos. Sólo de esta forma, subrayó, podremos medir los resultados y áreas de oportunidad de nuestro sistema.

Explicó que los ejes de la integridad electoral son el sufragio universal, igualdad política en consonancia con los acuerdos y estándares internacionales; elecciones preparadas, imparciales y transparentes a lo largo de todo el ciclo electoral; libertad a la hora de elegir a los líderes y rendición de cuentas por parte de los mismos; y generación de la confianza ciudadana.

Aseguró que cuando se vive una democracia de este tipo, se confía en los órganos que organizan las elecciones y en quienes garantizan los derechos político electorales.

Además, se legitima a los vencedores y se les confiere seguridad política y física a quienes no ganan; se solucionan los conflictos en lugar de exacerbarlos; se favorece la eliminación de las barreras que impiden la participación igualitaria, y se reduce el financiamiento político descontrolado.

Por ello, aseguró, México está llamado a celebrar unas elecciones con integridad en el próximo proceso que, aunque no será fácil, se puede rescatar bastante si cada persona, desde el ámbito que le compete, hace lo que le corresponde.

“Importante será rescatar los valores que tenemos como país para consolidar nuestro Estado. Debemos cuidar lo que ya hemos construido y mejorar lo que no ha funcionado. Hoy México nos necesita unidos, proactivos y críticos, pero con una visión conjunta que nos lleve hacia una sociedad más plena y armoniosa, finalizó.

Al término de la conferencia, el Rector de la UABCS, Dr. Gustavo Cruz Chávez, entregó un reconocimiento a la Magistrada por compartir con la comunidad sudcaliforniana un tema de trascendencia inobjetable y que tiene toda la atención nacional.

Manifestó que la elección del próximo año pondrá a prueba a nuestro país y a muchas de sus instituciones, pero sobre todo obligará a una reflexión seria y objetiva por parte de los ciudadanos.

Señaló que la democracia es el mejor sistema de organización social hasta ahora, misma que descansa en un Estado de derecho con instituciones fuertes, en donde la cultura de la legalidad se fomenta y se respeta sin excepción.

Esto significa que debe haber una participación responsable de todos y en este punto los universitarios tiene una oportunidad inigualable de ejercer su derecho, pero también de cumplir con una obligación cívica y moral, que es ayudar a que nuestro sistema se consolide.

En el presídium, acompañando a la Magistrada Mónica Soto y al Rector Gustavo Cruz, estuvieron el Mtro. Carlos Eduardo Vergara Monroy, Magistrado Presidente del Tribunal Estatal Electoral, y la Lic. Marina Garmendia Gómez, Vocal Ejecutiva de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral; todos ellos egresados de la Máxima Casa de Estudios de Sudcalifornia.