Colaborarán en proyectos de innovación social en Nayarit

23 de Agosto de 2019

Colaborarán en proyectos de innovación social en Nayarit


21 de agosto de 2019.

• El ITESO, el Ayuntamiento de Bahía de Banderas y la Fundación Tecnológica Azteca firmaron un convenio en el cual se establecen las bases para la creación de modelos que impacten en el desarrollo económico y social de la región.

El ITESO, desde el Centro de Innovación Social de Alto Impacto (CISAI), firmó un convenio con el Ayuntamiento de Bahía de Banderas y la Fundación Tecnológica Azteca para echar a andar un prototipo para desarrollar un modelo de economía circular inclusivo en esa zona del estado de Nayarit.

Luis Arriaga Valenzuela, SJ, rector del ITESO, señaló que la economía circular es una de las mejores alternativas para optimizar el aprovechamiento de recursos y aminorar los impactos medioambientales.

“Frente a la creciente escasez y sobreexplotación de recursos naturales, la acentuada volatilidad de la economía global y la necesidad de buscar un nuevo modelo económico, en el ITESO queremos seguir contribuyendo a que la economía sea cada vez más circular”. dijo.

Añadió que proyectos como este responden al eje de innovación social que busca impulsar el ITESO, además de que se vincula con lo estipulado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los cuales promueven el crecimiento económico inclusivo y sostenible y garantizan modalidades de consumo y producción sustentables.

La primera etapa del proyecto requerirá una inversión tripartita de un millón 500 mil pesos, con miras a incorporar esquemas de sostenibilidad económica, social y ambiental.

Alejandro Garza Santibáñez, líder técnico del proyecto, explicó que esta primera etapa será de diagnóstico, a partir de la cual se definirán las intervenciones para los escenarios social, económico y ambiental de Bahía de Banderas.

“A través de un modelo de economía circular queremos involucrar y tener impacto social en las comunidades vulnerables de la región. Uno de los objetivos principales es el desarrollo económico de esas comunidades”, señaló el también líder de proyectos del CISAI.

“El CISAI trabaja bajo un enfoque de transformación de sistemas. Tenemos que hacer un diagnóstico del sistema de sustentabilidad de la región y con base en ello trabajar en intervenciones muy puntuales”, dijo Garza, quien previó acciones en los ámbitos turístico, agrícola e industrial.

El académico adelantó que luego de la consolidación del programa piloto, este podría replicarse en otros municipios con el objetivo, a largo plazo, de abarcar toda la costa occidente del país.

Jaime Alonso Cuevas Tello, presidente municipal de Bahía de Banderas, señaló que este convenio cambiará la manera en que la comunidad nayarita se relaciona con el medio ambiente.

“Buscamos poner fin al actual modelo de producción y gestión de recursos, bienes y servicios ‘producir-usar-tirar’ que nos está llevando a una situación insostenible. Impulsar un desarrollo sostenible y una mejor calidad de vida es tarea de todos”, señaló el alcalde.

Recordó otras estrategias que ya se llevan a cabo en Bahía de Banderas como lo son una planta de reciclaje de plásticos, metales y vidrio, un sistema de tratamiento de aguas residuales y otro de residuos sólidos, entre otras acciones.

Catalina Morfín López, titular de la Dirección General Académica del ITESO, explicó que este convenio significa para la universidad una oportunidad para generar conocimiento por medio de una vinculación estratégica y multisectorial.

“La economía circular rompe con los esquemas vigentes para transitar a la cooperación, el servicio, la solidaridad y la comunión responsable entre los seres humanos y la naturaleza”, mencionó.

Presenciaron la firma del convenio Raúl Rodrigo Pérez Hernández, presidente de Fundación para el Futuro de América Latina; Jorge Enrique Rocha Quintero, director de Integración Comunitaria del ITESO, y Óscar Fernández Larios, director del Centro para la Gestión de la Innovación y la Tecnología (Cegint), entre otros académicos del CISAI e integrantes del Ayuntamiento de Bahía de Banderas.