Comienza temporada de la OSUG con música de Dvorak

6 de Febrero de 2018

Comienza temporada de la OSUG con música de Dvorak



Guanajuato, Gto., a 3 de febrero de 2018.

La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) comenzó su primera temporada del año con un magnífico concierto en el que se dejó ver el gran talento de la joven violinista Karen Su.

La prodigiosa Karen Su conmovió al público con una excelente interpretación del “Concierto para violín en la menor, op. 53” del compositor Antonín Dvorak. Según el musicólogo Josep Jofré i Fradera, la obra está estructurada en tres amplios movimientos, dos allegros y un adagio central. El primer movimiento se articula según el plan de una forma de sonata, comienza con unos compases de una considerable contundencia, el violín solista da testimonio de una expresividad melódica que siempre está presente, incluso en los pasajes donde se explotan muchos y diversos procedimientos técnicos.

La participación orquestal está bien dosificada, permitiendo siempre al solista establecer su registro sonoro en primer plano como ocurrió en el concierto.

Es preciso mencionar que Karen Su ha participado con numerosas orquestas, incluyendo la Sinfónica de Bellflower, en abril del 2011 y abril de 2013. Así también se ha presentado con la Beach Cities Symphony en mayo del 2012, numerosas veces con la Palos Verdes Regional Symphony Orchestra, en mayo de 2014 con la Fujian Symphony Orchestra y la Orquesta del Festival Juvenil de Música del Suroeste. En Holanda participó como solista en la Grote Zaal de Doelen. Karen disfruta también interpretar música de cámara y es miembro del Trio Solé.

En el concierto que inauguró su temporada, la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato también interpretó la Obertura “El murciélago” de Johann Strauss. Esta obra está inspirada en un vodevil francés titulado “La cena de Nochebuena”, de Meilhac y Halévy, se convirtió al poco tiempo en un éxito mundial que perdura hoy en día, hasta el punto de que la obra se ha convertido en un símbolo de la tradición vienesa.

Para cerrar el concierto los músicos de la OSUG tocaron la “Sinfonía no. 1 en re mayor, Titán” de Gustav Mahler. Retomando las palabras de Josep Jofré i Fradera en esta “Mahler hereda las huellas de Beethoven en la amplitud y expresividad de sus temas y logra la conjunción de la modernidad con la tradición anterior. Aun teniendo estas conexiones con el lenguaje clásico anterior y coetáneo, Mahler no se detiene ante la utilización de músicas populares y se deja influir, bien en sus melodías, bien en células rítmicas, por la música popular”.

Al finalizar la OSUG dio la despedida a uno de sus integrantes el trombonista Eugenio Venegas Vega quien se jubiló con un prologando aplauso del público y sus compañeros músicos, quienes le tocaron “Las golondrinas” en una noche enmarcada por la pasión a la música.