Comparten “mil jóvenes con... CARRÈRE” la pasión por la escritura

30 de Noviembre de 2017

Comparten “mil jóvenes con... CARRÈRE” la pasión por la escritura


El Premio FIL de Literatura 2017 habló de creación literaria, la vida del escritor y el oficio de periodista en México y Francia

Cada uno de los asistentes recordará, según su interés, la marca que les dejó el expresar sus inquietudes sobre la creación literaria al escritor Emmanuel Carrère, Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2017. Para Ángel Martínez, uno de los “Mil jóvenes con...” que llenó este miércoles por la tarde el auditorio Juan Rulfo de Expo Guadalajara, en la Feria Internacional del Libro, simplemente “valió la pena tener la oportunidad de escucharlo”.

La sencillez y la sinceridad con la que el autor francés respondió a las dudas del estudiante del segundo semestre de la licenciatura en Historia, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), y a las de los demás jóvenes presentes en el encuentro en la feria, ha dejado una huella imborrable.

“Tiene una labor social muy importante la de ser escritor, una responsabilidad muy grande. Y es lo que nos hace ver Carrère sobre todo cuando escribe sobre la vida real de personas o situaciones que para él han sido impactantes, lo que, en la no ficción, como lectores, podemos aprender de la gente que nos rodea”, agregó Martínez.

La temática de las preguntas que hicieron los jóvenes versaron sobre el proceso de la creación literaria, qué experimenta el autor de El adversario en esta etapa de su vida como escritor, qué papel desempeña la depresión en sus textos, cuál fue su motivación para escoger personajes con vidas tristes, dónde está la línea que divide la realidad de la ficción en su novela autobiográfica El Reino, etcétera.

Carrère, sin pretensiones, compartió con los asistentes sus inicios en la escritura, que le ha permitido ganarse la vida como guionista. Explicó las etapas de la vida de un escritor y de éstas, la que le ha proporcionado más alegrías: “Cuando un editor te llama por teléfono y te dice que quiere publicar tu libro, eso es la dicha suprema”, confesó.

“El punto de unión con el mundo es lo que da la capacidad de escribir”, agregó. Y les recomendó a los jóvenes ser pacientes si desean ser escritores. En esta vida, por cierto, lleva ya 35 años; dijo que se tienen que pasar momentos altos y bajos, como en cualquier otro oficio.

“Uno tiene que comenzar por admitir que va a vivir de una manera diferente, y les recomendaría buscar un oficio que les permitiera ganarse el sustento”, sugirió.

De su obra, dijo que Vidas ajenas es su libro preferido. Además, confesó ser un admirador de Juan Rulfo y sentir inclinación por Stephen King, autor de best sellers.

“La escritura de libros, para mí, es un ejercicio solitario, y en ocasiones uno sufre muchísimo en esa soledad. Por eso, busco hacer cosas que me permitan salir de esa soledad, como trabajar para la televisión y el cine como guionista”, subrayó.

Hablar del periodismo en general y del periodismo en México no es lo mismo para Carrère. En su faceta de periodista opinó que desempeñar el oficio puede ser difícil o precario, pero en México “es extremadamente peligroso. Ser periodista en este país exige cierto heroísmo y muchísimo valor”. Expresó su respeto y reconocimiento por el privilegio que se tiene en países como el suyo, donde el oficio periodístico no acarrea peligros reales.

“Lamento que haya cada vez menos lugares para el reportaje, donde se pueda abordar una situación y personas. Para un reportaje se requiere espacio, tiempo para entrar en toda la complejidad de lo real”, concluyó.