Con taller, promueven tolerancia hacia la diversidad sexual

7 de Junio de 2017

Con taller, promueven tolerancia hacia la diversidad sexual


* Reflexionaron sobre cómo se clasifica a las personas en función del sexo: hombre o mujer, lo cual, dijeron, fomenta situaciones de discriminación hacia todo aquello que no encaja dentro de este marco binario y heteronormativo.

La Universidad de Colima, a través del Centro Universitario de Estudios de Género (CUEG) realizó en estos días el Taller “Diversidad sexual humana”, impartido por Nancy Elizabeth Molina Rodríguez y Óscar Omar Guzmán Cervantes, docentes de esta Casa de Estudios.

El evento se realizó en la Unidad de Formación Docente, campus central, en el marco de las actividades contra la lesbofobia, homofobia y transfobia que organizaron el Gobierno del Estado y diversas organizaciones de la sociedad civil, y a las cuales se sumó la Universidad de Colima.

En el taller participaron estudiantes y personas interesadas en la temática, donde a través de dinámicas y exposiciones se abordaron las temáticas del sistema sexo-género, la diversidad sexo-afectiva, la identidad de género, la expresión de género, la orientación sexual, las prácticas sexuales y el performance, con el objetivo de difundir el conocimiento de la diversidad sexual humana y el género como construcción sociocultural, así como para fomentar una mayor sensibilidad hacia las problemáticas que presentan las personas no heteronormativas.

Durante estos días, las y los participantes conocieron cómo las personas utilizan varias categorías o etiquetas que les ayudan a organizar y darle sentido a sus relaciones sociales y a su comportamiento dentro de ellas. Es decir, que no actúan de la misma manera con una persona que han categorizado como amigo que con otra que han categorizado como desconocido, por ejemplo.

También reflexionaron sobre otras etiquetas que se usan para clasificar a las personas en función de ciertos rasgos corporales, por ejemplo, el sexo, y que comúnmente se distinguen dos, lo cual limita a sólo esas dos opciones: ser hombre o ser mujer, lo cual fomenta situaciones de discriminación hacia todo aquello que no encaja dentro de este marco rígido y binario, esto es, heteronormativo.

Por último, resaltaron que a través de esta experiencia, las y los participantes reconocieron la importancia de respetar la diversidad sexual humana, y coincidieron en la necesidad de que se sigan abriendo estos espacios de reflexión a las problemáticas que vive la comunidad LGBTI para evitar situaciones de homofobia, lesbofobia y transfobia.