Construyen politécnicos robots de competencia para aplicar sus conocimientos

14 de Diciembre de 2017

Construyen politécnicos robots de competencia para aplicar sus conocimientos



• Un grupo de estudiantes de Ingeniería Mecatrónica, que forma parte de la primera generación de la UPIIH del IPN, se reúne para intercambiar ideas y adquirir experiencia en la creación de prototipos robóticos

En el idioma vasco euskera Tugfa significa armas y es el nombre que estudiantes de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería Campus Hidalgo (UPIIH), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), le dieron al robot de 12 libras, que ha pasado por duras batallas ante campeones nacionales de arraigo y experiencia.

Daniel Valdez Saldaña, Noé Vargas Cruz, Emer Ulises Salinas Jiménez, Carlos Eduardo Flores Zepeda, Fernando Amador Luna y Gonzalo Arroyo Acosta, alumnos de Ingeniería Mecatrónica en la UPIIH, una de las unidades politécnicas más jóvenes del Politécnico, formaron un club de robótica bajo el nombre de Equipo Dinamita, donde construyen prototipos de competencia con los conocimientos que adquieren en el aula y de manera autodidacta.

Cuando comenzaron a construir a Tugfa, con apenas unas piezas recicladas, los hidalguenses se complicaban en el diseño por falta de experiencia en este tipo de concursos, pero aplicaron su instrucción en ingeniería para conformar un robot resistente que, a pesar de todos los contratiempos, logró el segundo lugar de su categoría, el pasado Torneo de Robótica y Tecnologías Avanzadas (TRyTA) 2017, por lo que asistirá al Torneo Talent Robotics a celebrarse en abril del próximo año en Jalisco, México.

Los politécnicos refirieron que han conjuntado el conocimiento de los cinco semestres cursados con materias como diseño mecánico, electrónica de potencia, análisis de circuitos, simulación electrónica, mecánica, resistencia de materiales, análisis de esfuerzo y circuitos avanzados, entre otros, para construir sus prototipos porque consideran que armar robots de competencia les proporciona la oportunidad de enfrentarse a problemas reales que difícilmente se pueden imaginar en clase.

“Nosotros empezamos a reunirnos como forma de entretenimiento, pero en la medida que nos adentramos en la construcción de nuestros prototipos nos convencimos de la importancia que tiene aplicar en la práctica lo que nos enseñan en la teoría. Diseñar y crear nuestros propios robots desde cero nos da una perspectiva más completa de nuestra carrera”, explicaron.

Mientas se prepara la primera generación de ingenieros mecatrónicos de la UPIIH, este grupo de estudiantes hacen modificaciones a Tugfa para enfrentar a duros contrincantes como una estructura de clavos, rodillo, relevadores, servomotores, batería LiPO y una conexión a bluetooth para controlarlo desde cualquier dispositivo móvil con tecnología Android. Además construyen otros prototipos para participar en diversas categorías y competencias, como en el torneo TRyTA que se realizará en el campus Hidalgo el año próximo.