Dan a conocer impacto positivo en la sociedad Bachillerato 35 y la FCBA

30 de Octubre de 2019

Dan a conocer impacto positivo en la sociedad Bachillerato 35 y la FCBA


• Los directores de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, Gilberto Manzo, y del Bachillerato 35, Domingo Ornelas, dieron a conocer el impacto de estos planteles en la sociedad.

La Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (FCBA) de la Universidad de Colima, una de las más grandes por la cantidad de programas y alumnos que atiende, informó de logros concretos en voz de su director Gilberto Manzo Sánchez, quien resaltó la calidad académica, que incluye la acreditación del programa de Ingeniero Agrónomo y la inclusión al Padrón Nacional de Posgrados de Calidad de CONACyT de la Maestría Interinstitucional en Agricultura Protegida.

Aunado a lo anterior, dijo, se logró la actualización de la Licenciatura en Biología; asimismo, se incorporó al padrón EGEL de Programa de Alto Rendimiento del CENEVAL, por su desempeño.

Manzo Sánchez expuso también los avances físicos del plantel con la construcción de siete aulas nuevas y el aumento en la demanda de aspirantes admitidos al programa de Ingeniero Agrónomo, ya que en 2015 aceptaron 93, mientras que en este ciclo fueron 124.

En representación de José Eduardo Hernández Nava, rector de la Universidad de Colima, el secretario general Christian Torres Ortiz Zermeño reconoció los esfuerzos para ofrecer un mejor servicio. También destacó que la FCBA no sólo tiene tres programas educativos, sino que el número de estudiantes que atiende es de 512, lo que la coloca como una de las facultades más grandes de la UdeC y, por ende, “los trabajos de gestión son más complejos”.

Dijo que, a nivel nacional, se está presentando un fenómeno que no es ajeno a la FCBA, y es que se jubilan más profesores de Profesor Tiempo Completo que los que se incorporan y que, aunque dicha situación es atendida por las autoridades, “esto sucede en todas las universidades del país, lo cual incide directamente en el tema de la calidad a corto y mediano plazo, por lo que es necesario resolver”.

En este evento estuvieron presentes el delegado regional, Rogelio Pinto Pérez; la secretaria administrativa, Micaela Marín Zúñiga, y Luis Abraham Hernández, del SUTUC.

En evento aparte, el director del Bachillerato 35, también ubicado en Tecomán, Domingo Ornelas Pérez, recordó que este plantel nació el año pasado en respuesta a las necesidades de cobertura del nivel medio superior en la región, y arrancó el seis de agosto con una matrícula de 96 estudiantes.

En COPEMS, organismo hoy extinto, establecía como requisito para el ingreso de nuevos planteles al padrón de calidad, contar con al menos un año de trabajo, lo cual no fue posible atender debido a la transición gubernamental. Por tanto, el bachillerato se encuentra en alineación a las nuevas políticas y a la espera de los mecanismos para dar cumplimiento a dicho compromiso.

En este contexto, el director del plantel informó que se atendieron a mil aspirantes provenientes de escuelas secundarias del municipio, de los cuales concluyeron su proceso y fueron aceptados 86. Además, el Bachillerato 35 fue seleccionado para la aplicación en línea del examen de ingreso del CENEVAL, obteniendo resultados favorables.

Considerando que es un plantel que apenas inicia, la matrícula se incrementó un 85.5 por ciento, sumando 180 estudiantes. Además, destacó que la tasa de retención de primer a tercer semestre fue del 94.79 por ciento (superior a la media institucional del 90.96), ello gracias al trabajo de orientación, tutoría y seguimiento académico.

Presente en este ejercicio de transparencia, estuvo también el secretario general de la UdeC, Christian Torres Ortiz Zermeño, quien destacó que en 2021 egresará la primera generación y reconoció que “un plantel nuevo implica dificultades”. De igual modo, resaltó la importancia del bachillerato en la región y su impacto positivo.

Una matrícula pequeña, dijo para finalizar, “pero muy activa, puesto que los jóvenes de este plantel se han destacado en muchas actividades de apoyo al entorno y contribución con la responsabilidad social. Este bachillerato ya es un referente en Tecomán y en el estado”.