Desarrollan investigadores proyecto de producción de proteínas a base de microalgas

18 de Enero de 2018

Desarrollan investigadores proyecto de producción de proteínas a base de microalgas



Miércoles 17 de enero de 2018.

Determinar un sistema que permita producir de manera biológica una proteína de interés para el consumo humano, pigmentos naturales como la clorofila y ácidos grasos como materia prima del biodiesel; es el proyecto de investigación desarrollado por un equipo de trabajo a cargo de la doctora Lourdes Janeth Germán Báez, investigadora de la Facultad de Ciencias Químico Biológicas (FCQB) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

La especialista en biotecnología explicó que el proceso biológico de obtención comienza con la modificación genética de una bacteria conocida como “Agrobacterium” aplicada a microalgas en concentraciones bajas, por periodos de tiempo que van desde las 24 hasta las 72 horas de pose.

“El sistema consiste en poner en contacto la agrobacterium con microalgas; pero cuánto tiempo se tiene que poner en contacto, esa es una parte de lo que se tiene que estandarizar; en qué concentración de agrobacterium y en qué concentración la microalga, eso también se tiene que estandarizar en cuanto a las condiciones del proceso, y eso es lo que buscamos establecer con el proyecto”, indicó.

Uno de los avances que han encontrado en esta fase es que en 48 horas han obtenido la proteína modelo denominada “Amarantina”.

“En particular nosotros en el proyecto estamos utilizando la proteína modelo que ya ha sido muy trabajada en nuestro laboratorio, la cual proviene del amaranto por eso el nombre, y ésta ha sido ya expresada en plantas, en bacterias y en otros sistemas, por lo que ya sabemos cómo se comporta y cómo se almacena dentro de las células”, dijo.

Además, se ha demostrado que esta proteína es rica en péptidos y algunos aminoácidos capaces de nivelar la presión arterial de pacientes con hipertensión.

“Se han hecho estudios donde se ve que la proteína logra disminuir la presión arterial en ratones, con un efecto muy similar e incluso mejor que el mismo captopril, que es un medicamento siempre utilizado para la reducción de la misma en los casos de hipertensión”, expuso.

Añadió que una vez que se establezca por completo el proceso, pretenden lograr un cultivo de biomasa a partir de las microalgas utilizadas para producir los otros compuestos que son los pigmentos naturales y los ácidos grasos, esenciales para el consumo humano y la elaboración de biodiesel, respectivamente.

“Entonces sería tener un sistema que sea altamente redituable al poder producir diferentes compuestos u obtener diferentes productos de un mismo lote de microalgas; por una parte pudiéramos extraer los ácidos grasos que se irían a la producción de biodiesel, los pigmentos como la clorofila también para el consumo humano y la proteína de interés que pudiera ser utilizada como suplemento alimenticio, ya sea en cápsulas o bien, adicionándola en un alimento ya procesado”, concluyó.