Diseñadora egresada de la UAG brilla en España

7 de Noviembre de 2019

Diseñadora egresada de la UAG brilla en España


“Una de las maneras de ser creativo es aprender a desaprender. Cuando se rompen esquemas, cuando se usa la creatividad con los dos hemisferios del cerebro, cuando se descubre que siempre hay un cómo hacerlo, surge la innovación, justo ahí se brilla.”

Así lo asegura Iris Elisa Estrada Plazola, egresada de la Licenciatura en Diseño de Interiores y Paisajismo (generación 2002- 2006) de la Universidad Autónoma de Guadalajara, quien compartió con Alma Mater algunas de sus experiencias, éxitos e ideas sobre su profesión y vida.

Actualmente Iris Elisa forma parte de FreeHand Arquitectura, una importante firma de diseño en Madrid, España, con más de 14 años de experiencia en el mercado.

Ella explica que no esperó a terminar la carrera para incursionar de lleno en el diseño; hizo prácticas, y su primera experiencia real fue el diseño de un bar en la zona de Chapultepec, en Guadalajara. También fue descubriendo su gusto por la docencia y dio clases, lo que le permitió “enseñar con el ejemplo”. Impartió principalmente las materias de Historia del Mueble y de Proyectos.

El diseño le ha permitido colaborar en empresas importantes en varios países. Trabajó en la firma GVA Arquitectos y para clientes como NH Hoteles, Hyatt, Marriot, Four Seasons, Continental, Andares, Omnilife, Coca-Cola, Inditex, Heineken, Walmart, Landmark, Televisa, Bang&Olufsen y Casa Decor. Por su trabajo ha viajado por Italia, Estados Unidos, Panamá y Colombia. Actualmente vive en España.

¿Qué es lo que más te inspira y motiva?

Individualmente, mi motivación es la gente que amo y el seguir aprendiendo, mejorar cada día para ofrecer lo mejor de mí a la gente que me rodea. Compartir el aprendizaje con los demás y enriquecerme con los suyos es un intercambio que valoro mucho, y me llevó a descubrir mi pasión por la docencia; han sido más de doce años de un sinfín de experiencias en las aulas con los alumnos de mi alma máter.

Profesionalmente me motivan las infinitas posibilidades que existen en el cerebro humano para crear, las conexiones que se generan con las personas y cómo puedes traducir eso en mejorar la vida de los demás a través de los espacios. Dicen que cuando te apasiona lo que haces no trabajas, te diviertes, y es la bendición que he vivido en todos mis años de profesionista, porque aportas a la felicidad de las personas facilitándoles las actividades que realizan todos los días y dejándoles un momento para disfrutar su vida rodeados de funcionalidad, comodidad y estética.

¿Cómo influyó la uag en tu realización?

Desde el momento en que comencé mi carrera en la UAG me sentí identificada con sus valores y profesionalismo. El equipo docente de esa época dejó una huella firme en mí por sus enseñanzas, paciencia y amistad, y me entusiasmó aún más por mi carrera e incluso por la docencia, cosa que yo no tenía contemplada.

Muchos profesores tenían una vida profesional activa y exitosa, lo que sumó a que el contenido que se enseñaba en clase no sólo se basaba en la teoría de los libros sino en lo que en realidad estaba sucediendo fuera de las aulas. Eso me dejó tan marcada que decidí hacer lo mismo: combinar el diseño con la docencia. Encontré que puedo aportar mi granito de arena formando buenos alumnos, para después tener buenos profesionistas, y que todos hagamos un México mejor.

¿Qué recuerdos tienes de tu época estudiantil?

Recuerdo mucho la Semana de Diseño; me dejó mucho más de lo que yo esperaba. La primera vez que viví esa experiencia me parecía asombroso ver cómo desde cuatro carreras del Centro de Diseño podíamos apoyarnos y hacernos más fuertes para crear proyectos integrales muy sólidos. Ahí aprendí la importancia del trabajo en equipo, las relaciones humanas, trabajar bajo presión, ser eficiente, lo que hace un buen liderazgo, delegar y confiar en los demás.

Conocí mucha gente e hice buenos amigos que conservo hasta ahora, e incluso hemos trabajado juntos profesionalmente. Era divertido estar en la universidad a las dos, cuatro, cinco de la mañana. Nos turnábamos para dormir en sleeping bags bajo los restiradores mientras los demás seguían trabajando. En cierta ocasión la Facultad nos animó llevándonos serenata con mariachi.

¿Tienes algún mensaje para los estudiantes?

Cree en ti mismo. Lo que hay en nuestro interior es más grande que cualquier obstáculo; si ves a alguien en una revista, ese alguien puedes ser tú; si conoces un premio muy grande, ese premio puede ser para ti. En la vida están todas las posibilidades a nuestro alcance, visualiza si el camino que estás transitando ahora te va a llevar adonde quieres estar. Arriesga, corrige, reflexiona.

Por último, aprende siempre de ti mismo, de los que te rodean, capacítate en cosas que te apasionen, y sobre todo, sé constante y paciente.