Educación, vía para combatir la desigualdad: Rector

8 de Marzo de 2018

Educación, vía para combatir la desigualdad: Rector


* Entrega UdeC 162 becas de alimentos para que jóvenes puedan centrarse mejor en sus estudios.

Para que los alumnos se centren de forma más completa en sus estudios, el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, entregó 135 Becas de Alimentos Cara Amiga a 62 alumnos de bachillerato y 73 del licenciatura de esta Casa de Estudios, en un acto realizado en el auditorio “Carlos de la Madrid” del campus central.

A esto se sumaron 27 becas, también de alimentos, que otorgó la empresa Kiosko, lo que da un total de 162. Con estas becas, dijo el rector, los alumnos beneficiados tendrán derecho a un desayuno o comida durante los 80 días hábiles del semestre, comprendidos entre los meses de marzo y junio de este año, con lo cual se invertirá un total de 583 mil pesos.

Ésta es la décimo primera edición de las Becas de alimentos Cara Amiga y la primera de las Becas de Alimentos Kiosko, quienes se suman a esta iniciativa gracias a un convenio suscrito entre esa empresa y la UdeC, por lo que el rector agradeció a la familia Brun.

Tras entregar las becas a los alumnos beneficiados, Eduardo Hernández señaló que estos apoyos son un camino a seguir para evitar que los jóvenes abandonen sus estudios por motivos no académicos, “y que continúen con sus trayectorias académicas, porque estoy convencido de que sabrán aprovecharlas para cimentar sus proyectos a través del estudio”.

Una alimentación adecuada, agregó, “es indispensable para que los estudiantes tengan el rendimiento óptimo y mantengan buena salud”; fue así que desde 2014 las becas Cara Amiga surgieron como becas de alimentos, “para que los beneficiarios tuvieran una alimentación balanceada y nutritiva”, recordó el rector.

Los recursos para estas becas, explicó Hernández Nava, provienen de la aportación de quienes adquirieron los souvenirs Cara Amiga, así como de los arrendatarios de las cafeterías universitarias de las cinco delegaciones, a las que ahora se suman las tiendas Kiosko.

Por último, el rector hizo un llamado a los funcionarios universitarios “para que continúen sumándose con entusiasmo y generosidad a esta noble tarea y seguir otorgando becas de alimentos”.

La educación, dijo por último, “es una vía para combatir la desigualdad, pero para que sea efectiva requiere la búsqueda de condiciones equitativas para los alumnos”, como es el caso de estas becas y de los demás esfuerzos que realiza la institución, como son los convenios, los programas de salud, de infraestructura y las tutorías, entre otros.

La alumna Nesly Kenya Cortés Salazar, estudiante del cuarto semestre de la Facultad de Pedagogía, quien habló por los beneficiados, agradeció a la Universidad de Colima por su apoyo, en especial al rector, por el esfuerzo que realiza “para que estos tipos de apoyos sean posibles, ya que el alimento es fundamental para seguir estudiando”.

Agradeció, además, a las personas que hicieron posibles la entrega de esta beca de alimentos y dijo estar segura de que “el continuar otorgando estos apoyos contribuirá al desempeño académico y seguirá siendo un gran aliciente, por lo que mis compañeros y yo estamos comprometidos a seguir dedicados a nuestros estudios”.

Estuvieron en presídium, acompañando al rector, Christian Torres Ortiz, secretario general; Eduardo Monroy, coordinador general de Docencia; Juan Carlos Vargas, coordinador general Administrativo y Financiero; Priscilia Álvarez, delegada del campus Colima; Ana Lilia Moreno, directora general de Servicios Universitarios; Fernanda Galindo, jefa del Programa de Becas y Joel Nino, presidente de la FEC.