Efectos de los rayos UV se presentan con mayor intensidad de marzo a julio

24 de Julio de 2017

Efectos de los rayos UV se presentan con mayor intensidad de marzo a julio

Si la población conociera con precisión los efectos de los rayos ultravioleta y el papel que juegan tomarían las debidas precauciones durante las horas que se manifiestan con mayor daño en la población, reveló Gilberto Márquez Salazar de la Escuela de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

El profesor investigador de tiempo completo de la unidad académica, quien estudia los rayos ultravioleta en Culiacán desde el año 2009, indicó que estos se presentan de forma variada pero con más efecto de marzo a julio, donde se requiere de una mayor protección.

Detalló que el momento más óptimo para recibirlos es durante las primeras dos horas de la mañana una vez que sale el sol, ya que lo positivo de ello al exponerse es que ayuda a que se fije la Vitamina D que es de las más importantes para el cuerpo.

Por el contrario, señaló que la ausencia de los rayos UV en la piel puede tener ciertos efectos como son la osteoporosis y el raquitismo, debido que el calcio no se fija en los huesos, además de que indirectamente incide en la formación de folato o ácido fólico, de ahí la importancia que penetren en la piel.

Márquez Salazar manifestó que los efectos negativos que se presentan después de tres horas de que el sol salga, los rayos ultravioleta originan problemas o daños principalmente en piel y ojos, como es el enrojecimiento de la piel, envejecimiento y el sistema inmunológico se ve reducido, además de que son causantes de que la piel se pigmente más de lo normal.

De acuerdo al investigador, es en el mes de julio cuando empiezan a decrecer los rayos más extremos, sin embargo hay que tomar medidas como el utilizar filtros solares, los cuales a mayor número de factor de protección solar, son mejores.

Agregó que uno de los mitos es que al estar nublado los rayos no afectan a la piel, lo que calificó como un error ya que los rayos UV entre más pequeños son, su energía es mayor, por lo que el efecto de quemarse la piel es el mismo aún permaneciendo debajo de los árboles.

En cuanto a la variación en la intensidad de los rayos UV, explicó que se debe a diferentes factores, como puede ser el ozono en la ciudad, viento y ciclos solares.