El agua es un bien escaso, México requiere concientizar sobre su uso racional

8 de Junio de 2017

El agua es un bien escaso, México requiere concientizar sobre su uso racional

• La distribución del vital líquido es un problema geográfico y desigual


Es indispensable realizar campañas para concientizar a la población sobre el uso racional del agua, ya que a través de la educación habrá un manejo equitativo del recurso natural, señaló Norma Patricia Muñoz Sevilla, especialista del Centro Interdisciplinario de Investigaciones y Estudios sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CIIEMAD) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

La especialista agregó que, en México el problema es geográfico y desigual. Por ello, propuso la aplicación de la ecohidrología como una manera de ofrecer agua de calidad y accesible, porque el suministro de ésta es un derecho constitucional.

Durante su participación en la mesa redonda: “Gestión del agua en la Ciudad de México: retos y oportunidades”, en el 5° Coloquio en Celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, la investigadora aseguró que el manejo jurídico de la ley en la materia y la correlación de fuerzas entre la federación y el gobierno local, podrán resolver este problema de distribución del agua.

Muñoz Sevilla indicó que el circuito de distribución del agua potable en la capital del país y zona conurbada es insuficiente, el sistema de distribución es muy viejo. Entre 30 y 40 por ciento se pierde por la falta de modernización en su sistema.

A nivel nacional, 80 por ciento de las plantas de tratamiento de aguas residuales funcionan mal o no sirven porque, entre otras cosas, no hay personal capacitado para manejarlas. Desgraciadamente el problema del líquido se ha politizado pese a ser una prioridad ambiental y social.

En este sentido, Jaime Díaz Torres, representante de la empresa Productos Adex, S.A. de C.V. afirmó que existe una sobreexplotación de los mantos acuíferos y sólo 47 por ciento del agua se recarga. La CDMX está en una situación vulnerable, porque al ablandarse el subsuelo, hundimientos, las inundaciones o los movimientos telúricos se intensifican.

72 por ciento del líquido proviene del subsuelo y el resto del Sistema Cutzamala, así como de los ríos Lerma y Magdalena. El propósito es buscar fuentes alternas y de aprovechamiento del líquido, así como disminuir las pérdidas en su distribución.

Luis Fernando Sánchez Castañeda, consultor independiente indicó que la captación del agua de lluvia es viable, pero no se cuenta con infraestructura necesaria para almacenarla.

También son un problema las aguas negras de la Ciudad de México porque, como refiere la investigadora Jacinta Palerm Viqueira del Colegio de Postgraduados, éstas se distribuyen en el Valle del Mezquital y no hay un diagnóstico de cómo afecta al campo la filtración de metales pesados y demás sustancias que afectan a los cultivos.

El agua es un derecho humano contemplado en la legislación mexicana y el Estado tiene la obligación de proporcionar el vital líquido de calidad y a toda la población como señaló María Guadalupe Peláez Gálvez, investigadora del CIIEMAD.