El derecho a educación superior a personas con discapacidad, aún sin garantía

1 de Octubre de 2019

El derecho a educación superior a personas con discapacidad, aún sin garantía


25 de septiembre de 2019

• La Rectoría General fue sede de la II Jornada Universidad Accesible 2019, organizada por la Unidad Xochimilco

El derecho de las personas con discapacidad a acceder a la educación superior está reconocido en la Convención internacional sobre el tema y las leyes mexicanas, sin embargo, todavía falta mucho por hacer para garantizar dicho estatus, advirtieron hoy los participantes en la II Jornada Universidad Accesible 2019.

En México existen alrededor de siete millones de personas con alguna discapacidad, lo que constituye 6.1 por ciento de la población y según la Organización Mundial de la Salud, los habitantes del planeta pasaran al menos seis años de sus vidas con alguna discapacidad, señalaron académicos de las universidades Autónoma Metropolitana (UAM), de Guadalajara, Nacional Autónoma de México y Tecnológica Emiliano Zapata en esta actividad, convocada por el Programa Universidad Accesible de la Unidad Xochimilco.

El doctor Joaquín Flores Méndez, coordinador general para el Fortalecimiento Académico y Vinculación de la UAM –quien acudió en representación del doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general– se refirió a los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible, incluidos en la Agenda 2030 aprobada en septiembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

En particular, puntualizó que en el cuarto objetivo se plantea que para 2030 se asegure el acceso igualitario, en todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional para las personas vulnerables, incluidos los pueblos indígenas, los niños en situaciones de vulnerabilidad y, desde luego, las personas con discapacidad.

En los esfuerzos por continuar respondiendo a los requerimientos sociales resulta fundamental el análisis de la situación actual de la accesibilidad a la UAM, identificando carencias y áreas de oportunidad para su replanteamiento y mejoramiento.

Durante los exámenes de selección, el Departamento de Admisión de la Casa abierta al tiempo brinda facilidades y apoyo a aspirantes con discapacidades motrices, debilidad auditiva e incluso invidencia.

En cuanto a los alumnos se tiene registrado que desde 2001, cuando la UAM comenzó a otorgar becas de manutención, éstas se han incrementado en casi 10 mil por ciento, al pasar de apenas 153 ese año, a 14 mil 779 en 2018, en tanto que los apoyos para grupos vulnerables son mínimos en comparación, pues se han otorgado apenas 245 durante el periodo 2014-2018.

Más allá de estos datos, relevantes en términos de inclusión y permanencia de los estudiantes, hay un indicador que comenzó a construirse desde 2014: “alumnos con beca de manutención que manifestaron tener algún tipo de discapacidad”. En 2014, de los 12 mil 970 becarios, 1,546 declararon tener algún tipo de discapacidad y, si bien esta proporción se ha reducido año con año, en promedio representa 9.5 por ciento de los becarios.

En términos de infraestructura las tres unidades originarias de la UAM llevan más de dos décadas readecuando sus espacios académicos y servicios universitarios –incluyendo aulas, laboratorios, comedores, sanitarios y estacionamientos– para que sean accesibles a personas con distintos tipos de discapacidad.

En la inauguración de esta segunda jornada, el doctor Mariano García Garibay, rector de la Unidad Lerma, informó que recientemente formó una comisión para hacer un diagnóstico sobre la situación de la comunidad de esa sede académica, con el fin de llevar a cabo acciones que respondan a las necesidades de individuos con necesidades especiales.

Además dijo que ha pedido a quienes trabajan en el plan maestro de ese campus, que pronto tendrá nueva infraestructura, incorporar los temas de accesibilidad e inclusión en la Unidad.

De acuerdo con el comité organizador encabezado por el doctor Alejandro Cerda García, investigador del Departamento de Educación y Comunicación de la Unidad Xochimilco, el propósito de esta actividad es promover la accesibilidad, la plena participación y el derecho a la educación superior de las personas con alguna discapacidad.

Además busca propiciar el análisis de las acciones coordinadas respecto de las barreras para la accesibilidad en las instituciones universitarias en los procesos de enseñanza-aprendizaje y en los procedimientos de ingreso y apoyos para atender a los alumnos con discapacidades.

En el acto inaugural que contó con la traducción en vivo a lengua de señas mexicanas, también estuvieron la doctora Dolly Espínola Frausto, directora de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Xochimilco; la licenciada María Elena Jaimes Pineda, directora de Análisis Organizacional y Gestión Universitaria, y la doctora Claudia Mónica Salazar Villava, secretaria de la Unidad Xochimilco, entre otros.