El etiquetado de advertencia en alimentos debe apegarse a la norma internacional

9 de Enero de 2020

El etiquetado de advertencia en alimentos debe apegarse a la norma internacional


01 de enero de 2020

• La Unidad Xochimilco de la UAM efectuó un coloquio sobre esta materia

México debe aplicar criterios estrictos y apegados a las recomendaciones internacionales en el etiquetado de alimentos procesados, incluido el modelo de perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) creado por especialistas de América Latina y Estados Unidos para determinar los límites de productos críticos, aseguraron Katia Yetzani García Maldonado y Claudia Leticia Nieto Orozco.

En 2013, México ocupó el primer lugar en venta per cápita de productos ultra procesados y la tendencia es similar en toda América Latina; la contribución de azúcar, grasas saturadas y sodio de estos alimentos excede las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tienen contenidos altos en nutrientes críticos, coincidieron durante el Coloquio El etiquetado frontal de los alimentos procesados, ¿en la dirección correcta?, realizado en la Unidad Xochimilco en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Nieto Orozco, investigadora en el Centro de Investigación de Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, manifestó la necesidad de establecer criterios más estrictos, por lo que el rotulado de advertencia debe elaborarse con base en el perfil de los mexicanos –con índices elevados de hipertensión y tendencia a la diabetes y obesidad– y debe establecer parámetros límite de contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas y calorías.

García Maldonado, doctorante en Ciencias en Salud Colectiva por la UAM, reconoció que la información al frente de los envases es relevante para la prevención de padecimientos y es la única herramienta que tendría el consumidor para conocer el contenido de productos ultra procesados, ya que las Guías Diarias de Alimentación (GDA) desplegadas en la actualidad no fueron diseñados por expertos ni parten de evidencias científicas.

“Estas guías fueron inicialmente propuestas por la propia industria de alimentos y bebidas, y luego las retomó el gobierno e hizo obligatorias, pero no hubo una investigación profesional y los criterios nutrimentales que guían la regulación fueron elaborados por abogados”.

Los etiquetados de advertencia que ya se están instrumentando en Chile y Perú –y próximamente en Uruguay y México– son sellos octagonales negros con leyendas que advierten sobre el contenido de nutrientes críticos presentes en productos ultra procesados.

Una evaluación realizada por el Ministerio de Salud de Chile muestra que más de 90 por ciento de la población ha sido influenciada en su decisión de compra al ver estos sellos.

En mayo de este año, la OPS, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia instaron a México a construir directrices a partir de las experiencias en otros países para aplicar leyendas de advertencia.

La reforma a la Ley General de Salud aprobada y publicada en el Diario Oficial de la Federación debe ir acompañada de criterios técnicos y contar con la participación de organismos de la sociedad civil para que se apegue a las recomendaciones internacionales, concluyó García Maldonado.

El Coloquio El etiquetado frontal de los alimentos procesados, ¿en la dirección correcta?, fue celebrado a propósito de la aprobación de las reformas a la Ley General de Salud y el proyecto de modificación a la norma oficial mexicana 051 SECOFI SSA 1 2010, que define el etiquetado frontal y los criterios que lo delimitan en los productos ultra procesados.