El Instituto Cultural México Israel abre sus puertas a la Anáhuac y a la Universidad de Tel Aviv

9 de Enero de 2020

El Instituto Cultural México Israel abre sus puertas a la Anáhuac y a la Universidad de Tel Aviv


• Investigadores de la Anáhuac se sumaron a las actividades del encuentro “Arqueología y fuentes históricas” en el que participó el profesor Oded Lipschits.

En un escenario lleno de historia México-Israel, en pleno centro de la Ciudad de México se llevó a cabo el encuentro académico “Arqueología y fuentes históricas”, organizado entre el Centro de Investigación en Culturas de la Antigüedad de la Facultad de Humanidades, Filosofía y Letras de la Universidad Anáhuac México, amigos de la Universidad de Tel Aviv y el Instituto Cultural México Israel.

El objetivo de esta actividad fue exponer la veracidad de las fuentes históricas en relación con la evidencia arqueológica donde el profesor Oded Lipschits, integrante de la Universidad de Tel Aviv, habló sobre la ciudad de Jerusalén entre la Biblia y la Arqueología.

A lo largo de su exposición fue intercalando relatos bíblicos y evidencia arqueológica, explicando que la narrativa muchas veces idealiza un suceso histórico, como en este caso la ciudad de Jerusalén durante el periodo del Rey David. De las evidencias arqueológicas que más llamaron la atención fueron los sellos –a los que también se les conocen como “bulla”–, que se han descubierto en las excavaciones y que en algunos casos tienen el nombre de algunos personajes que proporcionan información relevante para la arqueología.

Por su parte, la Mtra. Marcela Zapata Meza, directora del Centro de Investigación en Culturas de la Antigüedad e investigadora de la Anáhuac, habló del Proyecto Arqueológico Magdala cuya exposición se centró en el relato escrito de Flavio Josefo, quien hace una descripción del asentamiento de Magdala en la región de Galilea, al norte de Israel, durante el siglo I d. C.

La arqueóloga también hizo una relación entre la fuente escrita y la evidencia arqueología que se tiene hasta el momento.

Ambas presentaciones resaltaron la importancia de hacer un trabajo interdisciplinar para que el arqueólogo tenga toda la información, por muy pequeña que sea, para poder integrar todo y presentar una visión lo más próxima a la verdad del sitio o contexto que se esté estudiando.

La visita del profesor Oded Lipschits terminó con una visita guiada al Museo del Templo Mayor por parte del Dr. Marco Cervera Obregón, investigador del Centro de Investigación en Culturas de la Antigüedad.