El medioambiente y la sustentabilidad son sello de la UAM

29 de Noviembre de 2019

El medioambiente y la sustentabilidad son sello de la UAM


25 de noviembre de 2019

• La Rectoría General fue sede del 4to. Foro Interunidades Gestión Sustentable del Agua

El diseño de políticas públicas para el abastecimiento de agua potable en zonas urbanas y rurales, así como la innovación en ecotecnias que fomenten el aprovechamiento sustentable del recurso son prioridades en la investigación y la innovación propuestas por la doctora Blanca Jiménez Cisneros, titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Durante la conferencia Agua para el bienestar, que sustentó hoy en el Foro Interunidades Gestión Sustentable del Agua, realizado en la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), reconoció la relevancia de formar redes de indagación, en este caso en torno a los temas vinculados a la gestión del agua, y celebró que la Casa abierta al tiempo cuente con alrededor de 120 expertos que trabajan en esto.

La UAM “ya tiene un sello” en relación con el medioambiente y la sustentabilidad, pero es necesario traerlo más a la vista, por lo que la intención de formar redes ayudará a posicionarse como grupo de indagación, comentó la ingeniería ambiental de esta casa de estudios en el Auditorio Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.

La Conagua tiene entre sus prioridades garantizar una administración ordenada y transparente del recurso, así como servicios, drenaje y saneamiento en bloque; además de proteger a la población ante sequías, inundaciones y deslizamientos, entre otros fenómenos hidrometeorológicos y garantizar el pleno control en la infraestructura hidráulica de México.

La doctora Jiménez Cisneros identificó temas fundamentales de investigación o innovación para la gestión del agua, incluidos el diseño de políticas públicas, metodologías y procesos de participación pública para el abastecimiento del recurso en zonas urbanas y rurales, así como en ecotecnias para fomentar el aprovechamiento sustentable del bien y reducir el impacto al ambiente.

En relación con el abasto hidroagrícola, entre las necesidades estarían la adaptación de energías alternativas –solar y eólica– para su empleo en infraestructuras de riego: canales, sistemas de bombeo y electrificación de pozos, entre otras, además del diseño de presas sumergidas y subsuperficiales filtrantes con el propósito de reservar el agua de lluvia en el subsuelo.

La Conagua tiene participación en todos los proyectos presidenciales, incluidos el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, la refinería Dos bocas y el Tren Maya, y sobre éste último, tal como está planteado, dijo que es necesario “ir desarrollando cada uno de los poblados, pero como en la península de Yucatán tenemos el saneamiento más bajo, tendremos que entrar muy fuerte” y de manera urgente en el asunto.

La UAM también podría aportar en un tema que nadie ha retomado: “la diplomacia del agua, pues es muy importante saber cómo negociamos para construir” en torno a los distintas retos que impone la gestión hídrica.

Al dar la bienvenida a los participantes, el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la Universidad, sostuvo que uno de los propósitos del Foro es fortalecer los lazos de colaboración multidisciplinaria entre profesores de las cinco unidades, ya que la Institución cuenta con más de 120 expertos en diferentes áreas.

Los investigadores discutirán diagnósticos y propuestas pertinentes en relación con la escasez, la contaminación y la transformación del modelo actual de gestión del agua. La riqueza de esta reunión radica en contemplar un mismo fenómeno mediante enfoques técnicos y metodológicos de campos del conocimiento distintos, buscando que las perspectivas diversas se complementen.

“La idea es concentrarnos, discutir y reflexionar juntos y derivar de aquí algunos conceptos que tienen que ver con la instrumentación de ciertas decisiones de investigación”, declaró el doctor Peñalosa Castro.

El doctor Sergio Revah Moissev, director de Apoyo a la Investigación de la UAM, subrayó la importancia de impulsar la indagación en la Casa abierta al tiempo, juntando las capacidades y las disciplinas de las cinco sedes, en este caso la relacionada con el agua.

El plan es conocer desde las disciplinas de cada uno el trabajo alrededor de problemas apremiantes, entre ellos el del vital líquido, por lo que en la plenaria evaluarán cómo hacer una sinergia de dichos estudios, “porque la UAM tiene muchas capacidades, pero tenemos pocas identidades en ciencias e indagación”.

La formación de redes “nos da visibilidad y nos permite cumplir con nuestra responsabilidad social al ofrecer nuestro apoyo para grandes retos”. Parte del producto de esta red es la creación de un directorio de cerca de 150 expertos y el ofrecimiento al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y Conagua, entre otras instituciones, para aportar ideas sobre grandes problemas.