El rector, figura clave para entender los avances en las universidades: Fernando Juárez Aranda

26 de Enero de 2018

El rector, figura clave para entender los avances en las universidades: Fernando Juárez Aranda


• La Casa de Hidalgo presenta la obra “Universidad Michoacana y sus rectores: 1917-2017”, coordinada por el historiador Gerardo Sánchez Díaz.

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo es una gran institución de educación superior, de allí que los nicolaitas tengamos la obligación de defenderla, afirmó el ex rector Fernando Juárez Aranda durante la presentación de la obra coordinada por el historiador Gerardo Sánchez Díaz y editada con la participación de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión: “Universidad Michoacana y sus rectores: 1917-2017”.

La mesa de comentaristas, encabezada por el rector Medardo Serna González, contó con la participación del también ex presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Fernando Juárez Aranda, quien afirmó que la figura del rector en una universidad es clave para entender los avances de la Institución y la personalidad de cada uno de los 45 que durante los últimos cien años han regido a la Casa de Hidalgo, son en gran medida la causa de que miles de jóvenes hayan confiado la preparación de su porvenir en esta Universidad.

Durante su rectorado, Juárez Aranda enfrentó grandes retos, como lo fue la construcción de Ciudad Universitaria, la firma de los primeros convenios con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología para la obtención de recursos para la investigación científica; instituyó en 1980 el reconocimiento a ex rectores como “Rectores Honoris Causa” y apoyó la fundación del Centro de Estudios sobre la Cultura Nicolaita, describió a la audiencia el coordinador de la obra y moderador de la mesa, Gerardo Sánchez Díaz.

En el uso de la voz los coautores de la obra editada con motivo del Centenario de la Casa de Hidalgo, Alberto Enríquez Perea de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma de México; Eduardo Nomelí Mijangos Díaz, director del Instituto de Investigaciones Históricas; y el propio rector Medardo Serna González, coincidieron al señalar que en los últimos cien años, la Universidad ha mantenido su identidad y fortaleza entre vaivenes políticos y económicos, de los cuales ha sabido siempre salir avante.

De allí que la obra presentada sea una base en la que todos los nicolaitas deben tomar ejemplo para en unidad aceptar los cambios necesarios para adaptarse a la nueva situación económica que se vive en México, destacó Medardo Serna.

Reconoció que el trabajo de quienes le antecedieron en el último siglo de vida de la Universidad Michoacana, han enfrentado retos específicos, pero no estuvieron solos, ya que contaron con equipos de trabajo que sostuvieron a la Institución y las decisiones tomadas a través del Honorable Consejo Universitario, máxima autoridad de la Casa de Estudios, por lo que el lugar que tiene en la sociedad y la historia lo ha ganado la Institución con un esfuerzo colectivo en donde cada cual ha puesto lo mejor de sí mismo.

A cien años del inicio de su etapa moderna –destacó- el nicolaicismo se mantiene vigente como una ideología que privilegia el beneficio social a través del conocimiento, el respeto a la pluralidad, la libertad. Se tiene presencia en 18 municipios, oferta 43 licenciaturas y 71 posgrados, además de contar con una buena infraestructura para la educación y la investigación, lo cual se ha logrado en beneficio de sus 55 mil estudiantes.

Hoy es el tiempo de la educación superior en México, dijo medado Serna, por lo que las decisiones que tomen los nicolaitas desde un frente común, sea para mantener a la Casa de Hidalgo y llevarla a mejores estadíos de consolidación y desarrollo.

El rector invitó a la comunidad nicolaita dejar de lado los discursos de odio, división de cacería de culpables, la mentira con intenciones de beneficiar a unos cuantos, el autoritarismo y fascismo que deben quedar de lado para ser parte de la solución dejando atrás la apatía y la indiferencia.

Por su parte, los investigadores Alberto Enríquez y Eduardo Mijangos subrayaron el papel de los rectores nicolaitas para el desarrollo y consolidación de la Universidad, para defender su autonomía y libertad de cátedra, los principales retos frente a las crisis políticas y financieras de su tiempo, el papel destacado de algunos rectores en la política mexicana, sus proyectos para la Casa de Hidalgo, todo lo anterior descrito por 24 autores nicolaitas en casi 600 páginas, obra que estará al alcance del público en general a través de las bibliotecas de la Universidad y en línea a través de la página web: www.umich.mx.

A la presentación llevada a cabo en la Sala de Ex rectores del Centro Cultural Universitario, acudieron directores de facultades, funcionarios, profesores y alumnos de la Casa de Estudios, así como el presidente del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados de la LXIII Legislatura en el Congreso de la Unión, Ángel Alanís Pedraza.

Al final del evento el rector Medardo Serna entregó un reconocimiento al historiador Gerardo Sánchez Díaz por su contribución como coordinador de la obra y a su trabajo de investigación sobre la historia de la Universidad Michoacana.