Entrega la UAM seis toneladas de alimentos en Ecotianguis

26 de Junio de 2017

Entrega la UAM seis toneladas de alimentos en Ecotianguis

*Los participantes recibieron 31 clases de productos donados por la CNPR a cambio de material reciclable

*La institución impulsa la sustentabilidad mediante el reciclaje y el consumo de bienes para una alimentación sana
Más de seis toneladas de 31 clases de alimentos y plantas fueron entregadas a cientos de personas que respondieron a la convocatoria a participar en el Ecotianguis, celebrado hoy en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En la actividad realizada para impulsar la sustentabilidad y el cuidado del medioambiente mediante la práctica del reciclaje y el consumo de productos agrícolas para una alimentación sana fueron repartidos café, fresas, mole, carne de borrego, cerdo y conejo, aceitunas, huevo, queso, miel, chiles, verduras, cereales, hortalizas, alimentos orgánicos, así como plantas ornamentales y medicinales, entre otros bienes.

Las personas recibieron vales hasta por diez kilos de productos donados por la Confederación Nacional de Propietarios Rurales A.C. (CNPR), a cambio de envases de pet y tetrapack, aparatos electrónicos, computadoras, laptops, papel, botes de cloro, cartón, libros, folders, carpetas, periódico, latas de aluminio, botellas de shampoo, discos duros, decodificadores de señal, servidores, switches y celulares, entre otros.

La participación masiva de alumnos y trabajadores de esta casa de estudios y público externo superó las expectativas de los organizadores del primer Ecotianguis llevado a cabo en la institución.

El material reciclable depositado fue recolectado por las empresas Alcamare y ProAmbi, especializadas en la reutilización, las cuales se responsabilizaron de separar y enviar los materiales a sitos de confinamiento que garanticen un tratamiento óptimo.

El licenciado Eduardo Orihuela Estefan, presidente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales A.C. (CNPR) –que agrupa a 450,000 de los más de un millón 200,000 pequeños propietarios– reconoció las acciones de investigación de esta casa de estudios respecto de la sustentabilidad, el cambio climático, el medioambiente y la alimentación, entre otras áreas del conocimiento que son fundamentales para el cuidado de la calidad de vida humana, animal y vegetal.

“El acercamiento con las instituciones de educación superior es importante porque son espacios generadores de conocimiento para la gente del campo, la UAM es una universidad de prestigio con reconocimiento nacional e internacional necesaria para México y que puede ser fundamental para el desarrollo de los productores del campo”.

La CNPR, con una antigüedad de siete décadas, pretende que los agricultores incrementen la producción y sus ingresos económicos. “Nosotros estamos orgullosos de lo que hacemos, ya que alimentamos diariamente a 120 millones de mexicanos con miles de toneladas” y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha determinado que para 2050 el mundo necesitará producir 70 por ciento más alimentos con las mismas tierras, agua e insumos.

El reto es grande pues “tenemos que fortalecer al agricultor y hacernos más competitivos” por lo que la CNPR trabaja en ofrecer una mejor capacitación, organización y comercialización junto con la tecnificación y certificación del campo, “ya que debemos cuidar la naturaleza y optimizar recursos como el agua, los abonos y el clima”.

La meta es “trabajar sin químicos tóxicos, cuidar los nutrientes y proteger la biodiversidad”, porque “somos los más afectados por la contaminación y el cambio climático, que pueden destruir nuestra inversión y trabajo”.

La doctora Patricia Alfaro Moctezuma, rectora de la Unidad Xochimilco, acompañada por el licenciado Joaquín Jiménez Mercado, secretario de Unidad, resaltó que esta actividad forma parte del Plan Ambiental por una Universidad Sustentable, destinado al cuidado de las áreas verdes, el reciclaje y el manejo de residuos peligrosos, entre otros, con el objetivo de generar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y crear comunidad.

“Fortalecer la cultura de la conciencia sobre la sustentabilidad entre la comunidad universitaria requiere de un esfuerzo constante, con diversas actividades de inclusión”, agregó.

La licenciada Ana María Cortés Bolaños, coordinadora de esa instancia universitaria, recordó que la Unidad Xochimilco de la UAM trabaja para consolidarse como un espacio académico sustentable y para ello cuenta con registro para el manejo de residuos peligrosos y desechos sólidos ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, además de que desarrolla campañas de educación ambiental, de reciclaje de pilas, aparatos eléctricos y electrónicos, y de acopio de pet, papel y periódico.