Espionaje telefónico es una realidad que aprovecha la tecnología de los teléfonos celulares

23 de Junio de 2017

Espionaje telefónico es una realidad que aprovecha la tecnología de los teléfonos celulares

En los tiempos modernos, los teléfonos celulares son más que un simple aparato, ya que hablar por ellos es lo menos que hacemos debido a toda la tecnología que contienen, por lo que puede ocurrir el espionaje telefónico, manifestó Rolando Menchaca Méndez, profesor de Posgrado en Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

Señaló que estos dispositivos están equipados con un conjunto muy grande de sensores, además de micrófono y cámara, y casi todas las actividades diarias pasan por el teléfono.

“Antes el espionaje telefónico solamente nos tomaba la información mientras hablábamos por teléfono, a diferencia de hoy que nos pueden escuchar y saber qué estamos haciendo”.

Respecto a la publicación del diario estadunidense New York Times, donde organizaciones civiles han denunciado que están siendo espiados, tantos defensores de derechos humanos, activistas y periodistas, mediante el uso de un software Pegasus, Menchaca Méndez explicó que lo que se intenta es tomar el control de los teléfonos, para poder acceder a la cámara, micrófono y teclado, convirtiéndose en una herramienta poderosa para saber lo que estamos haciendo.
Añadió que otro de los sensores es el GPS, con el que se puede saber dónde estamos, qué hacemos, además de toda nuestra interacción social, añadiendo que “el teléfono brinda muchos servicios, pero también cuenta con esa vulnerabilidad si alguien toma el control de él, pues tendrá acceso a nuestra vida completa”.

Asimismo Menchaca Méndez explicó que el software Pegasus, para infiltrarse, envía un mensaje de texto muy personalizado con una liga web, y lo que intenta es engañar a las personas para darle click.

Una vez que este software engaña al sistema operativo y este confía en él, ya lo dejará hacer lo que quiera y tendrá el control del celular.
Indicó que la empresa que fabrica el software, NSO Group, señala que solamente se venderá a los gobiernos que cumplan con el respeto a los derechos humanos, sin embargo “los gobiernos son entidades demasiado grandes y mucha gente puede tener acceso al software, por lo cual deben existir políticas más claras de quién tiene acceso a estos software”.

En este sentido, indicó que en otros países, lo que tiene que ver con espionaje requiere de una orden judicial, para proteger la privacidad de los individuos.

El profesor de Posgrado en Ciencias de la Información destacó que en nuestro país se requiere de una legislación muy clara de cómo debe ser el uso del software, ya que bien utilizado tiene buenos propósitos y buena función, que es la de combatir el crimen y el terrorismo.

Señaló que una de las cosas que ha causado mayor revuelo en este caso, es que, aun cuando ese software este muy avanzado, es posible rastrear quién está haciendo el espionaje.

Por último recomendó no dar click a enlaces que no estemos seguros de donde provienen, no descargar aplicaciones de dudosa procedencia, ni acudir a sitios que no sean seguros y ser muy cuidadosos al interactuar con el mundo digital.