Estudian en la UABCS antioxidantes naturales que beneficien producción de plantas

21 de Febrero de 2018

Estudian en la UABCS antioxidantes naturales que beneficien producción de plantas


El Dr. Misael Pablo Arce Amézquita, profesor-investigador del Departamento Académico de Agronomía de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, se encuentra desarrollando un estudio relacionado con el uso de antioxidantes naturales y sintéticos en la producción de plantas de interés agronómico.

Estas moléculas, explica, ofrecen distintos beneficios a los plantíos. Por ejemplo, su aplicación permite que las plantas desarrollen mayor resistencia a condiciones climáticas duras; la aridez, los suelos salinos o sequías; los cuales son factores que están presentes en BCS.

“También es útil para contrarrestar algunas enfermedades o virus que pudieran hacerse presentes en los ejemplares; básicamente, le proporciona a las plantas las condiciones óptimas de crecimiento y protección”, señala el investigador.

Para extraer estos antioxidantes, mencionó que en el estado existen algunas plantas de las cuales se pueden obtener estas propiedades; algunas de ellas son endémicas y existen alrededor de 300 variedades que podrían analizarse en busca de otros beneficios.

“De ellas podemos hacer una selección de plantas que contengan propiedades antioxidantes. Actualmente estamos tomando en cuenta las plantas endémicas, principalmente, debido a que las que crecen en esta región tienen una ventaja frente a aquéllas que no lo son; y es que pueden soportar las condiciones imperantes a las que están adaptadas y tener un alto contenido de sustancias con las cuales se protegen”.

Entre los ejemplares que mejores resultados han ofrecido, se encuentra el ciruelo cimarrón, dijo, que dispone de antioxidantes en buena medida; aunque también se están analizando otro tipo de especies.

De acuerdo con el profesor, este estudio está probándose actualmente en las instalaciones de la Universidad, en algunas macetas para conocer el efecto que causan en diferentes aspectos como germinación o crecimiento de plántulas.

“Hasta el momento los resultados que hemos obtenido son buenos”, explica el profesor. “Hay un aumento de biomasa en la planta, es decir, que ésta se está desarrollando mejor bajo condiciones de estrés que el ambiente presenta. Aún estamos trabajando en prototipos, pero seguiremos desarrollando esta investigación”, dijo para finalizar.