Estudiante UG propone “Cero Hambre” para comunidad de Cortazar

31 de Agosto de 2017

Estudiante UG propone “Cero Hambre” para comunidad de Cortazar


Celaya, Gto., a 30 de agosto de 2017.

Para Luis Fernando Ortega García, disminuir los ayunos tempranos de la población de la Comunidad de La Gavia, localizada en Cortazar, Guanajuato, considerada como de alto grado de marginación, es un sueño que ya convirtió en proyecto y que espera poder concretar en el corto plazo.

Ganador del Tercer lugar en la categoría de Emprendimiento Social en la 12va. Edición del Concurso de Creatividad e Innovación, organizado por la Universidad de Guanajuato y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, el joven estudiante de la carrera de Nutrición de la Máxima Casa de Estudios, sueña con hacer realidad su proyecto “Cero Hambre” en La Gavia.

Esta localidad tiene una población de 1 mil 432 habitantes, un grado de marginación alto y abundantes nopales y tunas. Luis Fernando proyecta atender la problemática alimentaria de la población vulnerable y evitar el ayuno prolongado de alimentos, pues le preocupan los problemas fisiológicos que esto provoca y que podrían inducir grados agudos de desnutrición que a su vez pueden originar anemia, retraso mental o ceguera.

Terminar con el hambre tal vez parezca el sueño de todos, incluso puede sonar como la mayor utopía de la humanidad, pero no cuando se focaliza el problema, y se concentra en un grupo poblacional, se atienden las variables que lo provocan y se propone un ataque integral y multidisciplinario al fenómeno. Y es lo que plantea Luis Fernando en su propuesta, lo cual la hace alcanzable.

Se trata de un proyecto interdisciplinario que abarca temas de educación, salud y proyectos productivos, y la intervención de un equipo de profesionales de las distintas áreas del conocimiento: psicólogos, biotecnólogos, nutriólogos, enfermeros, terapistas, agrónomos, que trabajarían para disminuir la desnutrición de la comunidad en un 30 % en 9 meses y lograr la seguridad alimentaria de los habitantes de la comunidad en un 40% en 7 meses.

“Con esta acción se estaría atendiendo el segundo objetivo de desarrollo sostenible estipulado por la ONU titulado ‘Cero Hambre’ que además de poner fin al hambre pretende lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y proponer la agricultura sostenible”, comenta confiado.

El proyecto está planteado, asegura, con las metas claras, el alcance delimitado, las fases y la metodología coherente, pero reconoce que se requiere gestionar apoyos para hacerlo posible.