Estudiantes de Fisioterapia elaboran equipo termográfico para valoración de tratamientos

27 de Noviembre de 2019

Estudiantes de Fisioterapia elaboran equipo termográfico para valoración de tratamientos


Noviembre 24, 2019

• El proyecto se encuentra en su fase final con la evaluación de los resultados obtenidos en una prueba piloto empleada en 20 pacientes.

Estudiantes de la Licenciatura en Fisioterapia de la Facultad de Enfermería (FEn) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrollan el proyecto “Equipo termofisio para valoración de pacientes con alteración de la función sensorial lumbar” con apoyo del Fondo de Proyectos Especiales de Rectoría (FOPER).

El proyecto fue creado por Andrea Rosales Hernández, Daniela Vigueras Becerril, Magnolia Isabella Martínez Trejo, Kenia Andrea Martínez Valtierra y el Dr. Irving Armando Cruz Albarrán, bajo la asesoría de la Mtra. Arely Guadalupe Morales Hernández, coordinadora de la Maestría en Ciencias de la Rehabilitación en el Movimiento Humano de la FEn, y la colaboración de la Mtra. Sandra Chávez Monjáras, coordinadora de la Licenciatura en Fisioterapia, y el Mtro. Miguel Ángel Pírez Lindoro, responsable del Sistema Universitario de Atención en Fisioterapia (SUAF).

Se trata de una cámara termográfica con la que se evalúan los cambios locales de calor como síntoma de procesos patológicos, a través del cambio de temperatura del paciente, para valorar el curso de la intervención realizada por el fisioterapeuta, explicó Andrea Rosales.

“Se coloca al paciente en un espacio cerrado y se toma una fotografía que nos muestra algo como un arcoíris de colores y dependiendo de la paleta de colores se identifican las áreas con hiperemia, que es el aumento de calor, y las áreas con poco calor”, puntualizó.

La intención es que por medio de este procedimiento se obtenga objetividad al tratamiento que se ofrece en fisioterapia, cuantificando los cambios patológicos que presenta el paciente, actividad que no se había realizado con anterioridad.

En la práctica tradicional no se cuantifica qué tanto aumenta o disminuye la temperatura, sino que se da por hecho que en ciertos tratamientos hay aumento de temperatura, pero con este prototipo se tendrá certeza de esos resultados”, abundó.

El proyecto se encuentra en su etapa final, que correspondiente al análisis de los resultados obtenidos en una prueba piloto, la cual se realizó en el Laboratorio Preclínico de la FEn, ubicado en campus Corregidora, a un total de 20 pacientes, de los cuales la mitad presentaban dolor lumbar y el resto no contaban con ninguna patología.

“Se aplicó el mismo tratamiento para todos los pacientes, se tomó una fotografía antes y después del tratamiento y 10 minutos después con la finalidad de evaluar la respuesta del cuerpo ante el tratamiento, comparando así los cambios de temperatura en pacientes con y sin dolor. Estamos en el análisis de los resultados y en la elaboración de un artículo científico con lo que tenemos la posibilidad de titularnos”, agregó.

Por su parte, la Mtra. Morales Hernández expuso que, si bien ya existen cámaras infrarrojas que miden la temperatura, el prototipo de este proyecto se usa a través de una tableta electrónica, lo que permite un uso más práctico, manejable y transportable.

Asimismo, destacó la importancia de utilizar instrumentos de medición como auxiliares que permitan medir la evolución del paciente sobre todo en áreas donde las alteraciones son primordialmente inflamatorias.