Estudiar lo cotidiano y el sentido común propiciará el cambio social

17 de Octubre de 2017

Estudiar lo cotidiano y el sentido común propiciará el cambio social


* Permite generar conocimiento en sus aspectos sociales y no sólo cognitivos

El enfoque utilizado por la teoría de las representaciones sociales desde la psicología social debe retomarse “para acercarnos a la gente en su vida cotidiana y conocer sus problemáticas a fin de encontrar posibles soluciones prácticas”, señaló la doctora Denise Jodelet, académica de la Escuela de Estudios Avanzados en Ciencias Sociales de París, Francia.

El interés en el conocimiento cotidiano del sentido común se ha convertido en un lugar central de reflexión para las ciencias, por lo que se requiere un trabajo interdisciplinario que haría “posible generar conocimiento en sus aspectos sociales y no sólo cognitivos, ya que cualquier fenómeno psíquico es sociológico y lo social sólo puede ser mental”.

El surgimiento de actos inesperados que generan enormes cambios en la vida deben comprenderse desde la manera como la persona los recibe y supera, pues al adaptarse a esas nuevas condiciones el sujeto modifica su condición de vida, ya que “se trata de profundizar en el sentido común, que es el nutriente cotidiano”.

Invitada para inaugurar los trabajos académicos de la primera generación de la maestría y doctorado en Psicología Social de la Unidad Iztapalapa de la UAM, la también filósofa dictó la conferencia Lo social desde sus representaciones. Una trayectoria intelectual, en la que hizo un recuento del origen y evolución de las teorías de las representaciones sociales en el continente europeo.

Jodelet, quien fuera alumna y asistente del psicólogo francés Serge Moscovici, destacó que una de las principales tendencias y aportaciones de la psicología social es la de considerar al colectivo por encima de lo individual, por lo que bajo esa premisa ha dirigido sus estudios, específicamente hacia los ámbitos de la salud, los cuerpos, la discriminación y el medio ambiente.

“En América Latina han surgido grupos de análisis de las comunidades a partir de cómo construyen su vida, lo cual permite vislumbrar los cambios sociales que se requieren para mejorar y actuar en beneficio de la población”.

Sin embargo, existen investigaciones centradas en el estudio de la violencia en los jóvenes que no consideran lo colectivo, por lo que se trata de análisis incompletos que no podrían contribuir a revertir esa situación, puesto que los resultados únicamente abarcan los aspectos interpersonales de la agresión, manifestó.

El modificar “nuestra forma de pensar los tópicos desde la psicología social favorecerá al cambio social”, ya que estando cerca del grupo, el investigador tendrá mayor posibilidad de devolver su labor intelectual a la sociedad; a este proceso “lo llamamos la pesquisa participante, cuyo objetivo es contribuir a la elaboración de un saber social que incluya todas las aristas posibles, es decir una investigación participativa”.

El doctor José Octavio Nateras Domínguez, rector de la Unidad Iztapalapa de la UAM, destacó la presencia de la doctora Jodelet en la institución después de las recientes contingencias que afectaron amplios sectores de la población a causa de la pérdida de vidas de seres queridos y del patrimonio de muchas familias.

“Como psicólogos sociales tenemos la tarea de tratar esas afectaciones directas a nuestro espacio emocional y afectivo; la doctora Jodelet representa una de las voces y concepciones de la psicología contemporánea alejada del paradigma clásico, ya que ella junto con Moscovici han alentado un diálogo con las ciencias sociales, aportando una visión contemporánea de la realidad”, concluyó.