Francesca Dego en concierto con la OSUG: “un reencuentro con viejos amigos”

12 de Junio de 2017

Francesca Dego en concierto con la OSUG: “un reencuentro con viejos amigos”


Guanajuato, Gto., 10 de junio de 2017.- “La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato es una agrupación maravillosa que tiene mucha historia, su director está haciendo un grandioso trabajo con ellos”, así lo consideró la virtuosa del violín Francesca Dego.

Previo al concierto que ofreció en la ciudad francesa de Anglet al lado de la OSUG, recordó que en una ocasión anterior disfrutó tocar con la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato, lo que comparó con encontrarse con “viejos amigos” y, añadió, “en esta ocasión tocaré la pieza de Mendelssohn que la Orquesta interpretará en su gira por Europa”.

Sobre el famoso concierto para violín de Mendelssohn en mi menor, la violinista discurrió que “es una perfecta composición porque no hay un drama real, es muy optimista, positiva y de un sentimiento hermoso de principio a fin de la pieza”.

Añadió que es una obra que ha tocado por muchos años, “alrededor de 10 años, cada vez que toco esta pieza es una hermosa experiencia a través de la cual puedo ir muy profundo en lo que quiero decir”.

Sobre su actividad como solista, Francesca dijo que “es muy lindo este trabajo porque conozco diferentes orquestas cada mes y es bueno regresar a tocar con orquestas que ya conoces, encuentras nuevos sentimientos y cada uno ha crecido con nuevas experiencias”.

En breve entrevista, Francesca Dego, violinista Italo-americana dio a conocer que toca “un hermoso instrumento de Francesco Ruggieri 1697, estudié violín en Italia y en el College Music en Londres, vivo la mayor parte del tiempo en Milán, Italia y mi mamá es de Nueva York”.

Finalmente, reconoció que a “tocar como solista con una orquesta y un director, frecuentemente es muy importante que cada uno escuche cómo las piezas en lo posible se juntan” para dar paso a los conciertos y las interpretaciones.

“Para mí una de las cosas más importantes es escuchar, porque lo primero para un solista es saber qué están tocando, porque un Director controla todo lo que está pasando, pero un solista debe tener un sentimiento de cercanía con todas las partes” es por eso, reiteró, que es muy importante escuchar todo lo que está pasando al momento de tocar junto a una orquesta “porque si tú quieres dar más a la orquesta, la orquesta te regresa más, me encanta este intercambio con los músicos cuando tocamos una pieza”.

Francesca Dego empezó a estudiar el violín a los 4 años de edad, debutó a los 7 años en San Diego con un concierto de Bach, lo que constituyó el inicio de una carrera que la llevó a tocar en la Sala Verdi de Milán a los 15 años al lado de Shlomo Mintz.

Ha sido acreedora de numerosos de premios nacionales e internacionales, fue la primera mujer italiana en llegar a la final del Concurso de Paganini, también ganó el premio especial “Enrico Costa” a la finalista más joven.