IAM pide monitorear contaminación del aire en zona metropolitana de Ocotlán

15 de Enero de 2018

IAM pide monitorear contaminación del aire en zona metropolitana de Ocotlán



Pese a que habitantes e investigadores de la UdeG la han identificado, se desconocen niveles IMECA que adviertan sobre contingencias atmosféricas

Una nata de contaminación en el aire ha sido identificada en distintos días desde el comienzo de la temporada invernal en la Zona Metropolitana de Ocotlán. Habitantes del lugar afirman que ésta se intensifica al norte de la localidad, donde se encuentra el Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega).

El Director del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la UdeG, Hermes Ulises Ramírez Sánchez, constató la presencia de esta mala calidad del aire en la zona, que actualmente no es monitoreada por las autoridades y cuyos datos son indispensables para conocer las condiciones actuales de las ciudades medias de Jalisco.

A partir de una solicitud de información presentada por La gaceta de la Universidad de Guadalajara ante la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) con objeto de conocer la calidad del aire en Ocotlán durante los últimos años, esta instancia respondió que no cuenta con registros de monitoreo desde 2010.

“A título de director, yo solicitaría que no fuera una sola vez, sino una serie de monitoreos al año en distintas ciudades, porque no sabemos cómo están las condiciones de manera real, sólo lo percibimos de forma visual”, expresó Ramírez Sánchez.

Semadet explicó en la respuesta que la norma NOM-156-SEMARNAT-2012 establece que el monitoreo de la calidad del aire del Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco (Simaj) sólo se establece permanentemente en localidades con más de 500 mil habitantes, por lo que Ocotlán queda exento de esto por tener 92 mil 967 habitantes, según datos de 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Pese a esto, Semadet cuenta con una unidad móvil de monitoreo que puede ser solicitada por los gobiernos municipales y que, en el caso del municipio de la región Ciénega, no ha ocurrido en los dos últimos trienios.

“Hasta la fecha de la presente administración 2013-2017, Ocotlán no ha solicitado monitoreo de las mediciones de la calidad del aire. Asimismo, no se cuenta con información respecto a los años 2009, 2011 y 2012”, indica el documento por transparencia.

Al respecto, Ramírez Sánchez señaló que es fácil evadir responsabilidades al decir que no ha sido solicitada la estación móvil por parte de la autoridad municipal.

“Es un problema estatal, nacional e internacional, que no necesita la solicitud de un gobierno. Si quisieran, podrían monitorear cada cierto tiempo las ciudades de Jalisco como Ocotlán, Lagos de Moreno y Puerto Vallarta”, destacó el investigador.

En la respuesta vía transparencia, la dependencia estatal compartió que el último registro de la calidad de aire que posee es del periodo del 25 de mayo al 4 de septiembre de 2010, cuyo punto de muestreo fue el Centro de Ocotlán.

En ese lapso se obtuvo que los IMECA máximos registrados fueron 84 de ozono, 26 de bióxido de nitrógeno, 12 de monóxido de carbono, 44 de bióxido de azufre y 83 de partículas menores a diez micras, mismos que reflejaron una calidad de buena a regular.

Sin embargo, señala el Director del IAM, a más de siete años de este monitoreo, estas cifras no representan un diagnóstico actual del aire en Ocotlán, pues deben ser actualizadas por lo menos cada año.

Ante el desconocimiento de datos oficiales, pidió que cuando la ciudadanía perciba la contaminación, presente irritación en los ojos o tenga molestias en la garganta, tome previsiones como no hacer actividades al aire libre.

“Además, que los habitantes soliciten a la autoridad que haga un monitoreo por una o dos semanas cada cierto tiempo, y así conocer cómo están las condiciones”, subrayó.

Los más afectados

Según el estudio Efectos de la industrialización en Ocotlán –realizado en 2012 por los investigadores del CUCiénega Jorge Padilla, M. Elena Becerra, Lucio Guzmán y Alfonso Moreno–, la contaminación del aire en este municipio llega a 14.25 por ciento de la población que habita en zonas de influencia directa a las industrias textiles y alimentarias; las colonias Lázaro Cárdenas, El Nuevo Fuerte y Ferrocarril, donde abundan las empresas muebleras; así como la zona habitacional La Primavera, ubicada al noroeste del municipio y donde hay presencia de ladrilleras.

“Se pudo comprobar (en una superficie de 16 kilómetros cuadrados) que en Ocotlán la distribución de los costos sociales del desarrollo urbano-industrial se han cargado a la población de menores ingresos y niveles de educación, así como la que habita en áreas de mayor densidad poblacional”, precisaron los investigadores en el estudio.

Señalaron que en Ocotlán las principales fuentes de contaminación del aire son los automóviles y la industria; ésta última genera 25 por ciento de las emisiones, que aunque proporcionalmente contamina menos que los autos, debido a la composición química de sus emisiones pueden resultar más peligrosas.