Indiferencia ante la injusticia pone en riesgo derechos humanos: Anna Neistat en la FUL

4 de Septiembre de 2019

Indiferencia ante la injusticia pone en riesgo derechos humanos: Anna Neistat en la FUL


28/agosto/2019

• Anna Neistat, ícono de la defensa de los derechos humanos en el mundo, fue investida como profesora honoraria visitante de la UAEH.

• La indiferencia y la impunidad abonan a que en el mundo se violen los derechos humanos de las personas, expuso la experta.

• Reconoció a la UAEH por prestar atención a temas como la justicia social y los derechos humanos.

Pachuca de Soto, Hidalgo.

La indiferencia hacia la opresión y la injusticia es la principal amenaza que presentan los derechos humanos en el mundo, sostuvo Anna Neistat tras ser investida como profesora honoraria visitante de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) en el marco de la 32° edición de la Feria Universitaria del Libro (FUL), que este año tiene como tema central los derechos humanos.

Al entregar la investidura a la profesora honoraria visitante, el rector de la UAEH, Adolfo Pontigo Loyola señaló que Anna Neistat ahora constituye parte de una pléyade de 31 integrantes que fortalecen la vida académica de la UAEH, y junto con ella, 11 expertos internacionales, dos Príncipes de Asturias, seis Premios Pulitzer, y tres Premios Nobel. "Los derechos humanos son el objeto más preciados del presente siglo", afirmó el recto, al resaltar que la investidura es a la vez un reconocimiento al esfuerzo académico y de activismo.

"Me parece increíblemente importante que esta Universidad le preste atención a las ideas de justicia social y derechos humanos (…) Yo voy a hacer lo que sea necesario para contribuir a la vida académica aquí", expresó Neistat tras ser investida, y dejó en claro que la educación y el conocimiento es el antídoto para la caída de los derechos humanos.

En su conferencia magistral “Derechos Humanos Internacionales: Retos y Tendencias”, la directora senior de Investigación en Amnistía internacional, planteó que tras las guerras mundiales, la Organización de Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, reconociendo la dignidad y principios como justicia, libertad y paz en el mundo.

Sin embargo, el “nunca más” no se materializó por completo, pues actualmente existe una emergencia de derechos humanos debido a la corrosión de principios y valores en el sistema de protección de derechos humanos, mencionó la también miembro del Colegio de Abogados del Estado de Nueva York.

En años recientes la xenofobia, misoginia, el trabajo infantil, discriminación a indígenas, y delitos de odio han aumentado; en México, 2018 fue el año más mortal para los periodistas, además de que en América Latina los activistas ambientales están siendo asesinados, lamentó la autora de más de 40 informes sobre esta temática.

Ante ese panorama, sentenció que las dos amenazas más grandes de los derechos humanos son la indiferencia y la imparcialidad. “Escuchamos en las noticias sobre el sufrimiento de otros seres humanos. Sabemos pero decidimos voltear para otro lado”, dijo, al cita que la indiferencia es un estado extraño e innatural y donde la línea entre la luz y la oscuridad, la crueldad y la compasión, el bien y el mal, se vuelve borrosa y hace que el ser humano se vuelva inhumano.

Durante más de dos décadas como promotora de derechos humanos, Neistat ha presenciado abusos y sufrimiento: sirios que perdieron a su familia completa, paquistaníes que no pudieron ni siquiera enterrar a sus familiares, refugiados humillados a quienes se les niega protección y son regresados a sus países, entre otras atrocidades. “A pesar de este dolor, enojo, aprendí lecciones de resiliencia, valentía y esperanza, al ver gente que sigue luchando”.

Anna Neistat, quien ha realizado investigación en áreas de conflicto de todo el mundo, refirió que conforme los agresores ven que no hay consecuencias, siguen violando derechos humanos y las autoridades no tienen el valor moral para decir que haya abusos; los regímenes van más allá y deciden atacar a quienes alzan la voz.

Por ello, aseveró que recolectar evidencia de atrocidades, además de utilizar el derecho internacional para que los atacantes queden tras las rejas y no exista impunidad, es “la única forma de recobrar nuestro sentido como humanidad y que los derechos humanos cuenten de nuevo”, finalizó.

El director del instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu), Alberto Severino Jaén Olivas, dio la bienvenida a la invitada, quien representa un ícono de la defensa de los derechos humanos en el mundo. “Con acciones como esta la UAEH refrenda el ejercicio responsable de su autonomía y fortalece su visibilidad internacional”, puntualizó.