Informan bachilleratos 19, 7 y 21 logros académicos del año

24 de Octubre de 2017

Informan bachilleratos 19, 7 y 21 logros académicos del año


* Los directores Rogelio Rico Celaya (Cerro de Ortega), Candelaria Gaspar Solórzano y Rafael Nieto Carrasco (Armería), presentaron sus informes de labores.

Como parte de la rendición de cuentas que realizan los directores de bachilleratos y facultades de la Universidad de Colima, los titulares de los bachilleratos 19 de Cerro de Ortega, 7 y 21 de Armería, adscritos a la delegación de Tecomán, presentaron sus informes de labores del año 2017.

En la lectura del segundo informe de labores como director del Bachillerato 19, Rogelio Rico Celaya destacó que “se tiene la fortaleza de brindar a los estudiantes una formación académica de calidad, a través del diseño de diversas estrategias, como la implementación de planes de estudio orientados al desarrollo de competencias”.

Además, destacó la capacitación y certificación de los académicos adscritos a esta dependencia y el impulso en el uso de la Tecnologías de Información y Comunicación.

Con estas medidas, comentó, se han mantenido indicadores académicos adecuados: una tasa de retención del 78.57 por ciento y una eficiencia terminal del 61. 33 por ciento. Estos indicadores sobresalen, enfatizó, tomando en cuenta el contexto del plantel, ubicado en una zona considerada por SEDESOL de alta marginación y pobreza, y donde el impacto de la violencia es alto.

Dijo que es necesario implementar acciones que muestren a la sociedad que la Universidad “no sólo capacita, sino que se integra positivamente al contexto”.

En evento posterior, Candelaria Gaspar Solórzano, directora del Bachillerato 21, ubicado en Armería, informó que los procesos de gestión han permitido que exista un acercamiento con los alumnos para que éstos desarrollen sus actividades con una mejor eficiencia y eficacia.

En la parte académica, dijo, se han fortalecido los conocimientos de Lenguaje y comunicación, Matemáticas y Artes, por medio de cursos y talleres. De igual modo, se trabaja en programas vinculados con el CEDEFU a través de campañas de limpieza de calles y playas, así como de apoyos a diversas instituciones que atienden a personas en situación vulnerable y adultos mayores.

Afirmó que “la innovación educativa es un pilar fundamental para la constante transformación del proceso educativo”, por lo que es necesario la actualización permanente y el uso de las TIC.

En el tercero de los informes presentados en esta jornada, Rafael Nieto Carrasco, director del Bachillerato 7, también en Armería, destacó que la adopción del nuevo programa de estudios ha generado cambios importantes, entre ellos el ingreso al Sistema Nacional de Bachillerato en el nivel III.

Dijo que lo anterior “ha demandado múltiples compromisos en la actualización y capacitación del personal docente y administrativo, así como la sistematización de las actividades de las academias, la orientación educativa y las actividades de tutoría”.

Informó que se han cumplido al cien por ciento las recomendaciones emitidas por el organismo evaluador externo y se encuentran en condiciones de solicitar la evaluación para el ascenso al siguiente nivel.

Respecto al eje de gobierno y gestión responsable, comentó que se tiene un manejo responsable de los recursos financieros y que el plantel hace un esfuerzo para brindar servicios de calidad en la formación de los alumnos.

Por su parte, Christian Jorge Torres Ortiz, secretario general de la UdeC, quien acudió con la representación del rector José Eduardo Hernández Nava, luego de escuchar los informes explicó a los alumnos asistentes que este ejercicio de rendición de cuentas se realiza cada año con el objetivo de que la comunidad escolar se dé cuenta del trabajo que realiza el plante donde estudian, y posteriormente el 15 de diciembre el rector pueda dar cuenta del trabajo que desarrolla en toda la institución.

Sobre el eje de formación académica con calidad, destacó el reto de la incorporación al Sistema Nacional de Bachillerato, para lo cual es indispensable la habilitación académica de los profesores y el mejoramiento en la infraestructura.

En cuanto a la permanencia de la población escolar, destacó el compromiso de los padres de familia y el acompañamiento de los profesores para evitar el abandono escolar durante los tres años de formación en este nivel.

Además, invitó a los docentes “a tomar como una convicción personal y profesional su desempeño para que esto reditúe en beneficio de la institución, del bachillerato, y para ellos como profesionistas”.

Al dar su opinión sobre el tema de la gestión responsable, felicitó a los directores, cuerpo directivo y alumnos por su trabajo en equipo, que permite mejores condiciones para desarrollar sus actividades cotidianas.

Por último, los bachilleratos de Armería reportaron que han mantenido una interacción amable con el medio ambiente, prueba de lo cual resulta que las iguanas “dan una particular bienvenida a los visitantes”.