Instan organizaciones a reconocer los derechos de los afromexicanos

12 de Julio de 2017

Instan organizaciones a reconocer los derechos de los afromexicanos


* Buscan mejorar las condiciones de vida de esas comunidades en los estados de Guerrero, Oaxaca y la Ciudad de México

* Participantes en foro por el desarrollo de esos pueblos emitieron una declaratoria final que exige abatir los rezagos

Organizaciones sociales llamaron a los tres niveles de gobierno a reconocer los derechos de los afromexicanos en el país y a trabajar para erradicar la desigualdad y el racismo estructural que padecen esas comunidades.

En la declaratoria final del II Foro por el Reconocimiento Constitucional y el Desarrollo de los Pueblos Afromexicanos, convocado por la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), exhortaron a la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión a generar acciones afirmativas y políticas públicas que abatan los rezagos presentes, sobre todo en las mujeres.

También solicitaron al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) la realización de una campaña permanente de sensibilización, rescate cultural y reforzamiento de la identidad de ese sector social que sea difundida en los medios de comunicación nacionales y permita un registro demográfico fidedigno que fortalezca el Censo 2020 con las categorías de autodenominación usadas en aquellas comunidades.

Para disminuir la brecha digital y el rezago en materia de enseñanza instaron a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a diseñar programas de formación intercultural e incluir en los libros de texto gratuito la historia, la situación contemporánea y las aportaciones de esa población en la conformación de la nación.

De igual modo propusieron la apertura de un denominado fondo negro para que ayuntamientos y organizaciones desarrollen programas de empoderamiento y capacitación de jóvenes en temas de salud sexual y reproductiva, así como planes de acción estatales a propósito del Decenio Internacional Afrodescendiente.

Una base de datos de instituciones y planes elaborada por el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED) respaldaría iniciativas y proyectos de las comunidades.

La designación de partidas específicas en convocatorias de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) beneficiaría a las organizaciones afromexicanas.

La Secretaría de Salud e Inmujeres fueron alentadas a destinar los recursos necesarios para el pleno ejercicio de los derechos de las afromexicanas, mientras que las secretarías de Salud federal y estatales debieran garantizar el respeto a las formas locales de curación mediante la medicina tradicional.

La Secretaría de Cultura y sus similares estatales fueron convocadas a crear espacios para la promoción y el rescate del patrimonio cultural, incluyendo a esos grupos en la campaña nacional de pueblos mágicos.

Los gobiernos de Oaxaca, Guerrero y la Ciudad de México fueron exhortados a formular leyes secundarias derivadas del reconocimiento constitucional a las comunidades afromexicanas y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) a promover un marco jurídico que sancione la discriminación.

Con el fin de dar cumplimiento al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) exigieron reconocer los derechos colectivos sobre la tierra para abatir el despojo de los territorios ancestrales y la expropiación forzada por intereses de los sectores minero, hidroeléctrico y agroindustrial.

La creación de una instancia federal descentralizada que atienda de manera específica las necesidades de esa población y la modificación de las reglas de operación de todos los programas e instituciones del Estado para que se les incluya son otras de las demandas de las organizaciones, que anunciaron la conformación de una comisión nacional afromexicana encargada de dar seguimiento a las peticiones contenidas en esta declaratoria.

El documento fue emitido al término del Foro –convocado a través del Proyecto de Extensión Comunitaria (PEC) de la Unidad Iztapalapa– y está dirigido también a organismos humanitarios, instituciones académicas y organizaciones civiles.