Instituto de Física de la UASLP colabora en proyecto mundial CERN

26 de Enero de 2018

Instituto de Física de la UASLP colabora en proyecto mundial CERN



El Instituto de Física de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí trabaja de manera colaborativa en el proyecto NA62 con el CERN, Organización Europea para la Investigación Nuclear en Ginebra, Suiza, en conjunto con 14 países y 32 instituciones, en lo que es el mayor acelerador de partículas.

Donde trabajan físicos e ingenieros investigando la estructura fundamental del universo. Ahí utilizan los instrumentos científicos más grandes y complejos del mundo para estudiar los componentes básicos de la materia, conocidos como: las partículas fundamentales, ya que han trabajado en descubrir “partícula de Dios”, en el Bolsón de Higgs que explica el origen de la masa.

A partir de colisionar la partículas a una velocidad cercana a la luz en este acelerador. Se ha investigado, de que esta echa la materia de todo el universo en sus niveles más pequeños.

El doctor Jurgüer Elgelfried profesor investigador de la UASLP, señaló el CERN inicio en el año 2005, el gran proyecto a largo plazo, y cuenta con un presupuesto anual de mil millones de dólares que es sostenido mediante la donación de todos los países participantes, por lo que destacó: “gente de todo el mundo tiene acceso a este laboratorio para realizar sus investigaciones”.

Indicó que para hacer los distintos experimentos se necesitan hacer chocar las partículas a su más alta energía, esto solo se puede hacer con un acelerador, y para poder registrar la información que se produce en la colisión fue necesario construir un detector alrededor de donde se produce.

“Para desarrollar este detector participaron muchas universidades, cada una construye una parte de este detector, diseñándolo para medir óptimamente las propiedades de las partículas que salen del choque”.

Señaló que actualmente se está en la etapa de recolección de datos, donde es encargado de asegurar la calidad de los mismos para poderlos analizar, trabajando en el NA62 con 6 mil computadoras a la vez.

Añadió: “El experimento está diseñado para medir el decaimiento de las partículas, esto solo pasa una vez en 10 mil millones de colisiones, una no es suficiente, se necesitan observar 100 decaimientos para la predicción teórica”.

Agregó que se empezó con la recolección de datos en el 2016 y 2017, por lo que este año se captaran de abril a noviembre 2018, y se espera poder observar de 40 a 50 decaimientos; el acelerador se apagara del 2019 al 2021 y se espera continuar luego de ese tiempo con más investigación.

El investigador universitario destacó: “en estas áreas se realizan investigación de cosas desconocidas, que no se sabe si tendrán o no algún día una aplicación, esto tiene un impacto enorme en la sociedad por ejemplo la implementación de resonancias magnéticas y las radiaciones para tratar tumores, se desarrolló a partir de este tipo de proyectos, a partir de investigación básica”.