Intercambio cultural, herramienta para mejorar la educación: María Paula Awe

8 de Noviembre de 2019

Intercambio cultural, herramienta para mejorar la educación: María Paula Awe


• La directora de internacionalización de la Universidad de Río Negro, Argentina, realizó estancia en la UV

• Es el primer paso para establecer un convenio de colaboración, consideró la funcionaria sudamericana

David Sandoval Rodríguez

03/11/2019, Xalapa, Ver.

María Paula Awe Luca, directora de Relaciones Internacionales en la Universidad de Río Negro, Argentina, realizó una estancia de dos semanas en la Universidad Veracruzana (UV), como parte del Programa de Intercambio Latinoamericano (PILA) en su vertiente de Gestores.

La funcionaria, quien es Licenciada en Relaciones Internacionales, comentó que ésta es su primera estancia en México y el propósito principal fue conocer la forma de trabajo de la Coordinación de Movilidad de la UV, adscrita a la Dirección General de Relaciones Internacionales (DGRI).

Awe Luca explicó que su universidad es una institución que se creó en 2007 y comenzó su vida académica en 2009, financiada completamente por el Estado; está ubicada en la provincia de Río Negro y tiene un compromiso regional con el territorio, como ocurre con la máxima casa de estudios de Veracruz.

“Mi participación es una movilidad de dos semanas en la DGRI, en el marco del Programa de Intercambio Latinoamericano, en el que pueden participar estudiantes, profesores, investigadores y gestores; tengo entendido que es la primera vez que la UV participa con el intercambio entre gestores”, comentó.

En el PILA están incluidas universidades colombianas, mexicanas y argentinas, donde bajo una modalidad de rotación anual se generan los intercambios.

“A mí en lo particular, como persona y como funcionaria, me pareció súper interesante, leí los documentos del plan institucional y la idea de hacer el intercambio fue para venir a conocer cómo definen y cómo abordan la internacionalización; encuentro muchos puntos de coincidencia a lo que queremos impulsar en la Universidad de Río Negro”, amplió la visitante.

Durante las dos semanas de estancia ha conversado con distintos funcionarios sobre el tema y se espera que esto sea el inicio de una colaboración que lleve a la firma de un convenio entre ambas instituciones, a fin de fomentar el intercambio no sólo académico sino administrativo.

“Tenemos muchos desafíos por delante, entre ellos la internacionalización en casa y la internacionalización del currículum, por ello creo que desde ya queda hecho un lazo de colaboración entre las dos áreas de internacionalización, porque conocer a las personas significa poder trabajar de otra manera”, apuntó María Paula Awe.

Señaló además que esta tendencia es mundial y a nivel nacional en Argentina existe un impulso a favorecer la internacionalización de la educación superior, por ello cada universidad tiene que ver cómo se internacionaliza. “Yo lo defino como una herramienta para la formación integral de los estudiantes, por eso hablamos de que es transversal a todas las áreas: la investigación, la docencia, la vinculación y nos provee de innovación educativa”.

A lo largo de 15 días participó de varios eventos organizados por la propia DGRI y fue invitada al 40 aniversario de los Centros de Idiomas, así como al seminario “Pensar las universidades santuario en América Latina” y se reunió con la directora de la Escuela para Estudiantes Extranjeros (EEE), Celia Cristina Contreras Asturias.

Observó a detalle cómo opera la coordinación de movilidad en la UV y conoció al personal e impartió una charla a los estudiantes de las diferentes facultades que se ubican en la Unidad de Artes, con el fin de invitarlos a realizar una experiencia de movilidad en Argentina.

“Sonará un poco idealista, pero creo mucho en que se puede mejorar el mundo con el intercambio cultural y conocer a personas diferentes, por eso para mí tiene un impacto en lo personal y en lo laboral, me voy conociendo cómo se trabaja en la institución y pudiendo trasladar algunas cosas y adaptarlas.”

Consideró que el gran desafío para las universidades latinoamericanas es fortalecer la internacionalización y la idea que va mucho más allá de enviar o recibir estudiantes, sino que queden vinculadas las áreas internacionales de las universidades y establecer colaboración bajo otras modalidades.