Investigadores UV impulsan cultivo y potencial comercial de la gardenia

21 de Junio de 2017

Investigadores UV impulsan cultivo y potencial comercial de la gardenia

• Esta planta tuvo su apogeo a mediados del siglo XX en la región de Fortín de las Flores
• Por medio de usos alternativos de su flor, como la creación de infusiones a partir de sus pétalos, esperan aumentar su producción y reactivar la economía local

Carlos Hugo Hermida Rosales

Investigadores de la Facultad de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (FCBA) de la región Orizaba-Córdoba de la Universidad Veracruzana (UV), liderados por el académico Joaquín Murguía González, llevan a cabo un proyecto para comercializar la flor de gardenia que es cultivada en el municipio de Fortín de las Flores y áreas circunvecinas, pues en la actualidad sólo se aprovecha el 60 por ciento de su producción.

Por medio del proyecto “Aprovechamiento alternativo de la flor de gardenia (Gardenia Jasminoides Ellis) para optimizar la rentabilidad del cultivo en Veracruz”, se tiene planeado darle un uso alternativo al 40 por ciento de flores que no es aprovechado, como crear infusión y cereal a partir de ellas, y por medio de esto ampliar su campo de venta, así como devolver a la región el reconocimiento que tenía a nivel internacional por su comercialización.

Gardenia jasminoides Ellis
La planta de la gardenia es originaria de China y pertenece a la familia Rubiaceae y al género Gardenia, mismo que comprende una docena de especies, la más común e importante es la Gardenia jasminoides Ellis.

Su fragancia, aparte de ser empleada en la elaboración de perfumes, también es portadora de sustancias con diversas propiedades. De sus frutos se extrae un pigmento amarillo que evita la oxidación de los alimentos procesados, y un pigmento azul oscuro que se utiliza como colorante alimenticio.

El contraste entre las numerosas flores blancas intensamente fragantes y el contorno de las hojas de color verde brillante, hace destacar a la gardenia como una de las plantas de exterior más hermosas, por lo cual su mayor atractivo es su empleo como planta ornamental debido a su aroma y la belleza de sus flores.

Cultivo de la gardenia en Veracruz
La producción de gardenia en el estado de Veracruz es una actividad reciente que se lleva a cabo en una superficie de poco más de 40 hectáreas ubicadas en la parte central de la entidad, comprendiendo las zonas de Mariano Escobedo, La Perla, Atzacan, Ixhuatlancillo y Fortín de las Flores, en las cuales es una actividad secundaria o complementaria.

Normalmente dentro de las unidades de producción, aparte de gardenia se cultivan otras especies ornamentales, aunque en términos de rendimiento por unidad de superficie los ingresos son significativamente mayores con la gardenia.

Los problemas que manifiestan los productores de esta especie son variados, como la dificultad de su comercialización, obtener una buena calidad del producto, aspectos fitosanitarios y un correcto manejo agronómico. En el estado sólo hay plantaciones a cielo abierto con un manejo rudimentario, sin que exista una tecnología definida del cultivo.

Pese a esto, la producción de gardenia es una fuente de ingresos alternativa de la que aún dependen muchas familias.

En Fortín de las Flores la producción de gardenia es el cultivo florícola más representativo del municipio; a mediados del siglo XX esta ciudad fue famosa por ello, incluso el escudo de la misma se encuentra rodeado de un collar formado por esta flor. Los fraccionamientos cercanos al centro la producían en gran cantidad y era comercializada en el Mercado de Jamaica de la Ciudad de México.

Sin embargo, el auge de los cultivos de café y caña en la década de los sesenta, así como el crecimiento de la mancha urbana, fueron desplazando a esta planta, de tal forma que su producción se redujo a unas cuantas plantaciones de traspatio dentro de la ciudad.

Proyecto UV
Joaquín Murguía explicó que con el proyecto “Aprovechamiento alternativo de la flor de gardenia (Gardenia jasminoides Ellis) para optimizar la rentabilidad del cultivo en Veracruz”, se espera utilizar el 40 por ciento de los dos millones de flores mensuales que se producen en el centro del estado, por medio de usos alternativos a esta especie.

Enunció que el proyecto es resultado de un trabajo en conjunto en el que también participan Otto Raúl Leyva Ovalle y Marina Guevara Valencia, académicos investigadores de la FCBA y la Facultad de Ciencias Químicas región Orizaba-Córdoba, respectivamente; Marco Vinicio Rodríguez Deméneghi, estudiante del Doctorado en Ciencias Agropecuarias, y David Arturo Labastida Sánchez, alumno de la Maestría en Horticultura Tropical.

Además cuentan con el apoyo de colegas de la Research Unit for Floriculture and Ornamental Species (FSO) de San Remo, Italia.

Murguía González mencionó que en Italia existen estudios sobre la fragancia de la gardenia, la cual es utilizada en la producción de perfumes, velas y jabones, por lo que en este país existe una fascinación por esta planta.

Relató que dentro de los trabajos del proyecto se cosecharon los pétalos y se les realizaron estudios bioquímicos y fisicoquímicos, los cuales mostraron que tienen un alto contenido de antioxidantes que evitan la degradación de las células, además de polifenoles que combaten el cáncer.

El investigador comentó que una de las metas es producir pétalos crujientes de gardenia, similares a las hojuelas de maíz que se venden como cereal, para comercializarlos y que las personas los consuman en el desayuno o la merienda.

“En algunos restaurantes y establecimientos de la región se muelen los pétalos de gardenia para agregarlos al helado, fue a partir de allí que surgió la idea de convertirlos en un alimento parecido al cereal, con el valor agregado de que este producto tendrá un alto contenido de antioxidantes.”

En el mismo sentido procederían con el pétalo de gardenia deshidratado, para que el consumidor pueda producir infusiones a partir del mismo; al respecto, ya se encuentra en trámite la patente “Té de pétalos de gardenia Universidad Veracruzana”.

Joaquín Murguía compartió que también desean impulsar el uso ornamental de esta planta en espacios reducidos, para lo cual por medio de podas y suministro de hormonas esperan crear especímenes cuyo tamaño permita que sean sembrados en una maceta y así ser transportados por cualquier persona.

“La flor de nochebuena originalmente es una planta de gran tamaño, pero a través de varias estrategias de manipulación se ha logrado crear ejemplares que son comercializados en pequeñas macetas, trabajo que esperamos realizar con la gardenia”, explicó.

Además de tener un impacto directo en la economía de los productores, estas acciones favorecerán a la industria hotelera y de servicios, y posicionará al municipio de Fortín de las Flores como una potencia en el cultivo y uso de gardenia a nivel nacional e incluso internacional, refirió el académico.

Darían pauta para realizar ferias y exposiciones en las que los asistentes conocerán los atractivos turísticos de la región y podrán adquirir una planta de gardenia o los productos derivados de ésta.

Impacto regional de la UV
El investigador universitario sostuvo que este trabajo refrenda el compromiso social de la UV, pues es un proyecto que impactará directamente en su entorno inmediato.

Murguía recordó que en México el sector del campo ha sido olvidado y que los productores siempre requieren ayuda por la gran diversidad de problemas que afectan a sus cultivos, entre ellos: plagas, sequías, heladas, inundaciones, falta de infraestructura para un riego eficiente y escasez de recursos para adquirir fertilizantes.

“Con el apoyo de las autoridades universitarias y con el arduo esfuerzo y compromiso de todos los que involucrados, continuaremos con este proyecto que dejará en alto el nombre de la UV y será de gran ayuda para la sociedad”.

Pies de fotos
Cultivo Gardenia Fortín UV 1: La producción de gardenia es una fuente alternativa de ingresos de la que dependen muchas familias