La alumna de la Facultad Popular de Bellas Artes Judith Arellano, se gradúa con honores como directora de coros

3 de Julio de 2017

La alumna de la Facultad Popular de Bellas Artes Judith Arellano, se gradúa con honores como directora de coros

• El director de la dependencia de la Casa de Hidalgo, felicita a nombre de la comunidad a esta brillante egresada nicolaita.

Tras nueve años de estudio musical en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la hoy directora de orquesta, Judith Arellano Pérez, presentó esta semana su examen de titulación luego de realizar sus estudios en la Facultad Popular de Bellas Artes.

Miguel Ángel Villa Álvarez, director de la dependencia, expresó a nombre de la comunidad académica y estudiantil el orgullo por el brillante resultado de Judith Arellano, cuyo examen consistió en dirigir el Coro Dixit Dominus de la FPBA, durante el último concierto de la Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana.

Fueron 9 años de formación con un resultado excepcional, comentó Miguel Ángel Villa al finalizar el evento con el cual la OCUM cerró su temporada con un concierto dedicado a la Facultad de Filosofía.

A lo largo de su trayectoria académica, Judith Arellano ha desarrollado varias actividades en el ámbito de la música. Es la actual directora del coro “Dixit Dominus” de su Alma Mater, se desempeña como instructora del taller de coro en el Centro Cultural del ISSSTE; y es directora asistente del coro y maestra de solfeo en el Collegium Musicum, institución de carácter privado con una tradición de 22 años y 16 generaciones de estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato graduados en sus aulas.

La ahora titulada como directoral coral, se ha desempeñado durante varios años en su vida laboral en el Collegium Musicum, el cual por su prestigio al formar a niños desde los 9 años hasta su graduación como solistas de una orquesta profesional, implica todo un reto personal para lograr ser parte de su planta académica, mismo que con una gran vocación y empeño ha enfrentado y superado la nicolaita Judith Arellano.