La ciencia y la diversión van de la mano para el Dr. Ramón Castañeda, ganador del premio de investigación de la Academia Mexicana de Ciencias

16 de Enero de 2018

La ciencia y la diversión van de la mano para el Dr. Ramón Castañeda, ganador del premio de investigación de la Academia Mexicana de Ciencias


Guanajuato, Gto., a 15 de enero de 2018.

El Dr. Ramón Castañeda Priego descubrió su fascinación por la ciencia durante sus estudios de bachillerato gracias a que tenía un grupo de amigos con intereses similares y juntos se planteaban preguntas fundamentales como el origen de la vida.

Desde entonces hasta la fecha su labor como investigador no se ha detenido ya que en la ciencia descubre día a día una forma de divertirse y encontrar explicaciones ante las dudas que le surgen.

Su dedicación, esfuerzo y trabajo lo llevó a ser galardonado en los Premios de Investigación de la Academia Mexicana 2016-2017, recibió el reconocimiento en una ceremonia el pasado viernes 12 de enero en el estado de Querétaro.

El Dr. Ramón Castañeda Priego fue galardonado con el premio en el área de ciencias exactas, la distinción más importante que se otorga en el país a jóvenes investigadores menores de 40 años en el caso de los hombres y menores de 43 en el de las mujeres.

El investigador del Departamento de Ingeniería Física de la División de Ciencias e Ingenierías de la Universidad de Guanajuato expresó que el recibir dicho premio “fue bastante sorprendente, la verdad no me lo esperaba porque hay muchos colegas de muy alto nivel que trabaja en diferentes áreas de la ciencia. Me sorprendió gratamente, parte de reconocimiento se lo debo a mis estudiantes y a las colaboraciones que he realizado con otros investigadores dentro y fuera del país”.

El profesor de la Universidad de Guanajuato destacó que en México se hace ciencia de alta calidad, razón por la cual se debe impulsar y repensar el trabajo académico, en este sentido, dijo que es el mejor momento para sacar a los físicos de su zona de confort: del aula, del laboratorio y de la oficina. “Es momento de explorar otras posibilidades donde los físicos podamos incidir en la sociedad de manera muy significativa, en particular, en el sector industrial a través de la formación de recursos humanos. Necesitamos optimizar los procesos y hacer innovación tecnológica en México”.

Los veranos de investigación científica -un programa impulsado por la Academia de las Ciencias y que ya cuenta con 30 años de existencia- fueron fundamentales para su desarrollo académico, cuando realizó su primer verano de investigación, pasando la temporada con un científico, se dio cuenta de su vocación y también fue la base que le abrió las puertas al mundo de la investigación para después conocer a muchos fundadores de diversas áreas de la física en México, “eso es bastante motivador”, dijo.

Para finalizar mencionó que lo importante “es entender que uno puede hacer ciencia divirtiéndose, hay que buscar mecanismos para enriquecer una cultura científica y eso nos va a llevar de la mano para que nos sigamos haciendo preguntas que son esenciales e importantes y que nos llevan a indagar por diferentes caminos en el trabajo de investigación”.

El galardonado científico se mostró agradecido con la Universidad de Guanajuato por darle la oportunidad de también desarrollarse como profesor ya que dijo ha aprendido bastante de su labor como docente. A la vez dio un mensaje a la comunidad universitaria en el que distinguió que es relevante establecer una verdadera cultura científica que tenga un vínculo estrecho con la sociedad.