La comunidad nicolaita, atenta a las necesidades de reinserción social de internos del Sistema Penitenciario Estatal

17 de Agosto de 2017

La comunidad nicolaita, atenta a las necesidades de reinserción social de internos del Sistema Penitenciario Estatal


• Como parte de un convenio de colaboración, este día la Casa de Hidalgo inicia la donación de libros a las bibliotecas de los centros de readaptación social en Michoacán, en beneficio de 4 mil 500 personas.

Un libro es una herramienta indispensable para la transmisión de la cultura y la educación, por lo que la donación de libros que inicia hoy con un primer lote por parte de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, refrenda el compromiso social de la Casa de Estudios por difundir el saber que de ella emana, afirmó el rector Medardo Serna González.

Durante la ceremonia de entrega de un primer lote de libros a los centros del Sistema Penitenciario Estatal, el rector nicolaita externó el interés de la comunidad universitaria por la apertura de oportunidades para que quienes están privados de su libertad en los centros de readaptación social, de manera que puedan mejorar su nivel de conocimientos y con ello obtener una formación que les permita una reinserción exitosa en el medio social.

Adelantó que la donación de libros editados por la Universidad Michoacana es una de las primeras acciones que se emprenderán a favor de los internos y que una vez resueltos algunos problemas técnicos, además de la gestión conjunta de recursos para ello, se abrirá la oportunidad para que quienes residen en los centros penitenciarios puedan acceder a una formación universitaria, a través de programas de licenciatura en línea.

Acompañado en el presídium por la secretaria de Difusión Cultural y Extensión Universitaria, Norma Lorena Gaona Farías; y el jefe del Departamento Editorial y Librería Universitaria, Gerardo Armando Ortiz Alanís; Medardo Serna anunció la intención de llevar a los grupos culturales nicolaitas y a la Orquesta de Cámara de la Universidad Michoacana a los diferentes centros penitenciarios, para el goce estético y formación cultural de los internos.

Reconoció el interés que tienen las autoridades del sistema penitenciario en Michoacán para emprender acciones conjuntas con la UMSNH, en beneficio de los 4 mil 500 internos que habitan en los centros de readaptación social.

La comunidad nicolaita está interesada en contribuir a que, una vez recobrada su libertad, las personas que hoy cumplen una condena puedan ser hombres y mujeres libres de pensamiento, con una nueva formación y las herramientas del conocimiento necesarios para dar una vida digna a sus familias, que contribuya al desarrollo colectivo en un ambiente de paz.

Son cinco los ejes para lograr una reinserción social plena del individuo que ha estado recluido en un centro penitenciario de acuerdo a la ley, explicó el general José Candelario Jaime Contreras López, coordinador del Sistema Penitenciario del Estado de Michoacán: el trabajo, el deporte, la salud, la preparación para el trabajo y la educación.

Como parte de la educación está la donación de libros que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo hace para las personas internas, que tendrán ahora en sus manos para aprovechar el tiempo y mejorar su vida personal, por lo que agradezco la colaboración e interés de la Casa de Estudios para los internos, externó el general Contreras López.

El doctor Félix López Rosales, director del Centro de Readaptación Social “David Franco Rodríguez”, también agradeció en representación de los directores de los centros penitenciarios del estado a la Casa de Hidalgo por la donación de libros que beneficiará a sus internos.

En esta administración, encabezada por el gobernador Silvano Aureoles Conejo -externó- buscamos una verdadera readaptación social de los internos, en ese sentido ha sido el trabajo constante del general José Candelario Jaime Contreras López, en la búsqueda de allegar a los internos programas y actividades que les sirvan para hacer frente a la vida al recobrar su libertad.

Eje de todas ellas es la educación –definió Félix López- la cual se refuerza con esta primera donación de libros que hace la Casa de Hidalgo, ya que la educación ayuda a cambiar y vencer obstáculos, por lo que pueden estar seguras las autoridades universitarias de que los libros serán aprovechados para elevar el nivel de desarrollo intelectual y personal de quienes se acerquen a su lectura.