La docencia es el anclaje sustantivo de la función social de la UAM

22 de Noviembre de 2017

La docencia es el anclaje sustantivo de la función social de la UAM



* Entrega la Unidad Iztapalapa el XXVI Premio a la Docencia

* Los investigadores reconocidos han hecho de la enseñanza una vía hacia el desarrollo integral de los alumnos

La labor docente es el anclaje sustantivo de la función social de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y es fuente del prestigio de una institución formadora de profesionales y generadora de conocimiento, sostuvo el doctor José Antonio De los Reyes Heredia.

El Secretario General de esta casa de estudios habló en la ceremonia de entrega del XXVI Premio a la Docencia en la Unidad Iztapalapa, a la que acudió en representación del rector general, doctor Eduardo Peñalosa Castro.

En esta ocasión fue reconocida la trayectoria de los doctores Mario Gonzalo Vizcarra Mendoza y Patricia Barrera Saavedra, de los departamentos de Ingeniería de Procesos e Hidráulica y de Matemáticas de la División de Ciencias Básicas e Ingeniería, en ese orden; José Ramón Verde Calvo y Sergio Huerta Ochoa, del Departamento de Biotecnología de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, y Eduardo Vicente Nivón Bolán y María Eugenia Valdés Vega, de los departamentos de Antropología y Sociología de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, respectivamente.

El doctor De los Reyes Heredia refirió que se trata de seis investigadores “que en cumplimiento de la primera función universitaria han trascendido el acto de la transmisión de conocimiento para hacer de la docencia una de las vías principales que orienta el desarrollo integral de nuestros alumnos”.

El Premio a la Docencia es una ventana que le permite a nuestra comunidad –pero también al sector académico de México y a la sociedad en general– conocer y evaluar la primera de las funciones sustantivas en su justa medida, “y la actuación universitaria de los galardonados ha contribuido a lograrlo”, por ello en esta ceremonia se les agradece un trabajo académico consolidado, con una de las más altas distinciones que concede la UAM.

El doctor José Octavio Nateras Domínguez, rector de la Unidad Iztapalapa, señaló que con este acto “no estamos enfatizando el trabajo realizado durante el último año, sino que estamos claramente reconociendo trayectorias académicas en el ámbito docente”, ya que se trata del trabajo, dedicación y constancia desarrollado durante mucho tiempo por cada uno de los profesores premiados.

En la Universidad “no concebimos el trabajo docente si no es a partir de generar condiciones para producir conocimiento” en los laboratorios y en el análisis de la realidad social, entre otros ámbitos, que son la base para que el trabajo en el espacio del aula se vea favorecido.

La mayoría de los alumnos de la Unidad procede de la zona oriente de la ciudad y del Estado de México, “de poblaciones que viven en condiciones socioculturales y socioeconómicas con muchas carencias y, no obstante ello, son individuos que al estar en el espacio universitario, con nuestros profesores y profesoras, transforman su vida y ésta toma otro rumbo” y es la universidad la que posibilita este cambio.

En representación de los profesores premiados, la doctora Valdés Vega expresó que debe haber una clara vocación por la enseñanza en las personas dispuestas a desarrollar una carrera profesional, pues lo más importante en el diario quehacer es la relación que se establece con los estudiantes, “porque aun cuando en la UAM se combinan las actividades de docencia e investigación, en la práctica nuestro objetivo permanente es la formación” profesional.

La labor como mentores puede trascender las aulas, el contenido programático de los cursos, los libros, los exámenes y las calificaciones finales, pero “si a lo que aspiramos es a educar a los jóvenes esto significa no nada más instruirlos, sino desarrollar todos y cada uno de los aspectos de sus personalidades individuales para hacerlos productivos, pero también contribuir a que sean mejores como seres humanos”.

El doctor Vizcarra Mendoza sostuvo que el modelo UAM –departamental y de la figura del profesor-investigador– ha demostrado sus virtudes e inclusive no pocas instituciones de educación superior en el país lo han adoptado con “muy buenos resultados”.

Si se considera que la UAM debe responder a la sociedad satisfaciendo las necesidades de docencia, investigación y difusión de la cultura, esta casa de estudios ha respondido con creces, formando profesionistas con buen nivel de conocimientos y habilidades para desarrollarse en el campo laboral.

En la ceremonia estuvieron presentes el secretario de la Unidad Iztapalapa, doctor Miguel Ángel Gómez Fonseca, directores de división, jefes de departamento, los ex rectores generales Gustavo Chapela Castañares y José Luis Gázquez Mateos, además de los profesores distinguidos Néstor García Canclini y Rosa María Velasco Belmont.