La imagen digital, una herramienta para entender las fronteras

10 de Noviembre de 2017

La imagen digital, una herramienta para entender las fronteras



* Al ser universal trasciende las barreras del idioma y puede decir algo a cualquiera y al mismo tiempo

* El Sexto Festival Metropolitano de Cineminuto fue convocado por la Unidad Cuajimalpa

La fotografía y el cine viajan de manera fácil y constituyen una forma de comunicación trasnacional, masiva y en tiempo real, por ello “debemos garantizarnos un espacio de acción y libertad de movimiento, así como abrirnos a distintos campos de posibilidades”, manifestó el doctor Antonio Zirión Pérez, profesor-investigador de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Al dictar la conferencia magistral Reflexiones sobre las fronteras, horizontes y periferias de la imagen y la cultura visual en la ceremonia de premiación a lo mejor del Sexto Festival Metropolitano de Cineminuto, convocado por la Unidad Cuajimalpa y que este año exploró el tema de las Fronteras, llamó a reflexionar sobre la comunicación multimedia o transmediática, ya que “nos encontramos en plena convergencia digital”.

Resulta crucial mantener al otro como un punto de referencia y promover una cultura crítica que incluya las periferias y más allá de las fronteras, defendiendo siempre el respeto a la diversidad, el derecho al libre tránsito y a disentir y actuar diferente.

La imagen al ser universal trasciende las barreras del idioma y puede decir algo a cualquiera y al mismo tiempo, y debido a la evolución de su tratamiento creativo ha dado paso a un sinnúmero de géneros artísticos y cinematográficos, por lo que la distinción clásica entre ellos se diluye.

En el cine ésta “encierra propiedades o cualidades táctiles y auditivas, pues los sentidos nunca se experimentan por separado, sino en nudos o entramados extrasensoriales codificados a través de la memoria y la cultura”.

Es, añadió el jefe del Departamento de Antropología, el escenario de disputas, tensiones, articulaciones e hibridaciones entre ficción, documental, cine experimental, drama, comedia, terror y reportaje.

El maestro Carlos Saldaña Ramírez, director del certamen y coordinador de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Unidad Cuajimalpa, indicó que esta edición se caracterizó por fijar una temática y “pensamos que fue arriesgado hacerlo, pero vimos que eso no mermó la producción, además de que nos dimos cuenta de que cualquier tópico podía tratarse sin ser forzado y los concursantes fueron muy creativos”.

A la convocatoria respondieron cineastas de Francia, España, Estados Unidos, Canadá, Colombia, Chile, Venezuela y se presentaron videos provenientes de Sonora, Baja California y el Estado de México. “Nos encontramos en este momento en una etapa de consolidación en la que hemos conjuntado todo lo realizado en cinco años, pues se trata de una suma de muchas energías, por lo que estamos listos para dar un nuevo salto”.

El maestro Francisco Mata Rosas, coordinador general de Difusión de la UAM, sostuvo que el festival ha permitido visualizar la relación que hay entre imagen e imaginario, “son conceptos que ya no entendemos como sinónimos, sino como posiciones distintas que se desatan a lo largo de los cineminutos enviados”.

“En este caso nos sirvió para comprender visual y estéticamente al cine, ya que es algo inasible, pero al mismo tiempo es una guía que nos dice hacia dónde caminar y percibirlo, en la que confluyen la reflexión con la experiencia estética”.

De acuerdo con el también fotógrafo, la labor de la UAM consiste en diluir las distancias entre arte, conocimiento, ciencia, divulgación y, sobre todo, participación. “Una universidad pública debe ser esa frontera porosa donde el saber en todos sus campos y la experiencia de la vida cotidiana fluyan entre sí, pues es un espacio de tránsito y de circulación de ideas plasmadas en estos documentos videograbados”.

En la inauguración el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la Casa abierta al tiempo, recordó los inicios del proyecto gestado en el Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Unidad Cuajimalpa como “una idea que vio la luz en los pasillos de la universidad, en reuniones y ahora es una realidad, por lo que me complace ver que tiene vida propia”.

Los formatos breves son una de las formas contemporáneas de expresión entre los jóvenes y algo que “nos pareció importante rescatar. Creo que poco a poco irá creciendo, pues cada vez llegan más trabajos y en esta ocasión superó la centena, aspirando a ser evaluados y exhibidos, además de que ha logrado traspasar las fronteras de la UAM y del país”.

En el acto fue proyectado un video realizado en homenaje a la videoasta y académica del Departamento de Educación y Comunicación de la Unidad Xochimilco, doctora Laura Rosseti Ricapito, fallecida en febrero del presente año.

Posteriormente se presentaron los videos ganadores del concurso Videos en Corto, organizado por el Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación (CONEICC), así como de la selección oficial del festival 2017.

El primer lugar fue para En casa, del francés Israel Solórzano Solórzano; el segundo para Índigo, del español Ignacio F. Rodó, y el tercero para Scroll,del colombiano Daniel Sánchez.

And justice..., de Alejandro Costa; Morales Rap de José Luis García Martínez; Tempo, lembrar; vida (Tiempo, recordar; vida), de Breixo Llano y Rosazul,de Germán Velasco Aguirre, consiguieron menciones honoríficas.