La práctica de la caminata debe ser un hábito cotidiano para una vida saludable

13 de Enero de 2020

La práctica de la caminata debe ser un hábito cotidiano para una vida saludable


Miércoles 8 de enero de 2020.

Con la entrada de un nuevo año surgen múltiples propósitos que se desean alcanzar para hacer cambios radicales en nuestras vidas, entre ellos está la realización de caminata diaria en la idea de alcanzar estilo de vida saludable, por lo que se recomienda que esta se realice en un principio de 10 a 20 minutos y se vaya incrementando cuando el cuerpo lo vaya requiriendo.

Fernando Medina León, especialista en deporte de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) destacó que el caminar es un estilo de vida que se debe llevar de manera cotidiana por salud dado que los beneficios que trae son muchos, como es el combate a la obesidad, mejor tono muscular, además que ayuda en la reducción de triglicéridos, colesterol, hipertensión, diabetes, entre otros.

Subrayó que antes de hacer cualquier actividad física se recomienda que las personas acudan con un médico o especialista del deporte para que les cheque en qué condiciones se encuentran, en la idea de que a su medida se diseñe un programa de entrenamiento físico y los resultados sean los esperados.

“Lo adecuado como mínimo deben ser unos 3 a 4 días a la semana, que se inicie con poquito unos 10 minutos, hasta que puedan llegar a los 20, ya después de los 20 va a empezar a tumbar grasa y entonces pudiera el hacer ya su propio entrenamiento de que si tiene 4 a 5 días. Aquí lo importante es la constancia, es un hábito que se debe tener”, puntualizó.

El docente de la Facultad de Educación Física y Deporte (FEFyDE) de la UAS recomendó que si nunca se ha hecho caminata o se dejó tiempo en practicarla, lo ideal es iniciarla caminando y de acuerdo como se va sintiendo el cuerpo, con el paso de los días, es que se deberá ir aumentando poco a poco, donde es importante checar el corazón.

“La parte que tiene que ver con el corazón, por ejemplo existe una formulita que viene siendo 220 menos tu edad, sacas el 100 por ciento, por ejemplo yo que tengo 50 años, 220- la edad, me da 170 y entonces esos son al 100 % y tú lo manejas al 80 %, para tener pulsaciones entre 160, 140, 150, que es lo que me va a ayudar a que no me pegue un infarto y que pueda andar cómodamente”, detalló.