La reconstrucción de la ciudad, obstaculizada por una mala normatividad

21 de Febrero de 2018

La reconstrucción de la ciudad, obstaculizada por una mala normatividad


* Analizan especialistas la reconstrucción con base en una visión metropolitana y de resiliencia de la urbe

Sin una regulación efectiva sobre los usos de suelo, las alturas de los edificios o el control de densidad de la Ciudad de México se dificulta la implementación de un plan efectivo de reconstrucción, sobre todo cuando se trata de un asunto derivado de la emergencia que ocasionó el sismo del pasado 19 de septiembre, señaló la licenciada Mónica Rivas Bazán.

La egresada en Diseño de los Asentamientos Humanos de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) relató que la reciente aprobación de la Ley de Reconstrucción de la capital no resulta eficiente, pues está desvinculada de la planeación urbana y la participación ciudadana.

Por ejemplo, no se planteó en su proceso de promulgación una actualización al Programa General de Desarrollo Urbano, el cual desde hace poco más de 14 años sigue sin cambios en sus ejes principales, enfatizó en entrevista la especialista en temas de ordenamiento territorial, vivienda y estrategias urbanas.

Además dichos instrumentos siguen aplicándose de manera aislada, entre ellos los polígonos de actuación, que “son acciones que no corresponden a una política de ciudad, cuando deberían servir para guiarla, saber hacia dónde crecer o acentuar las zonas comerciales, sin embargo el centro del país cuenta con mayor población, con más torres y concentraciones de edificios”.

El maestro Víctor Castañeda Saldívar, egresado de la citada licenciatura, sostuvo que se requiere de un registro urbano que pudiera decantarse en un archivo histórico de las edificaciones citadinas. “Actualmente no se puede emitir ningún tipo de sanciones porque no contamos con una memoria documental de los planes constructivos, la cual sería útil para proyectar la reconstrucción de la urbe y abonaría al ejercicio de la transparencia”.

Respecto de la cancelación de la norma general de ordenación general 26 hace dos años por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda refirió que ocurrió a consecuencia del abuso que identificaron de los desarrolladores inmobiliarios, quienes se beneficiaron económicamente sin producir vivienda de interés social segura o de calidad.

“Nos parece que debe existir una supervisión rigurosa por parte de la autoridad, pero sin suspender una norma que en realidad sí está protegiendo a la gente de pocos recursos”, añadió el especialista.

El Seminario Pensar nuevamente la ciudad: planificación y reconstrucción urbanas reunió a egresados, académicos y alumnos de Planificación Territorial, anteriormente denominada Diseño de los Asentamientos Humanos, para exponer parte de la experiencia profesional en los gobiernos estatal y federal, así como en la propia academia.

En el foro –realizado el 8 de febrero pasado en el Centro de Difusión Cultural Casa del Tiempo– los participantes expusieron un panorama de las características generales del campo laboral y de las problemáticas de la normativa urbana que han obstaculizado su pronta recuperación tras el movimiento telúrico.

Los aspectos abordados giraron en torno a la reconstrucción tomando en cuenta una visión metropolitana y de resiliencia de la metrópoli, con la finalidad de sostener un acercamiento futuro con las instancias encargadas de estas acciones e incidir en forma directa en ellas.

El multifamiliar de Tlalpan, la actual situación de la Delegación Xochimilco, los trabajos de acompañamiento emocional por parte de trabajadores sociales fueron algunos de los casos específicos abordados.

Castañeda Saldívar destacó que la Licenciatura en Planeación Territorial de la UAM ha sido de los primeros programas universitarios que desde “una visión multidisciplinaria se ha ocupado en México y Latinoamérica de preparar especialistas en la gestión de las áreas urbanas y la administración de la ciudad, y permite comprender los problemas de la metrópolis y realizar análisis complejos”.

Los peritos en desarrollo urbano son una figura que debería estar ocupada por egresados en “nuestro campo, pero son puestos copados por arquitectos o ingenieros”, concluyó.