La UMSNH ha luchado por hacer de la educación un bien común: Ireri Suazo Ortuño

2 de Febrero de 2018

La UMSNH ha luchado por hacer de la educación un bien común: Ireri Suazo Ortuño


• La Casa de Hidalgo presenta el libro "Iconografía Universitaria 1917-2017".

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo es una institución que en el devenir histórico ha demostrado ser un agente defensor de la educación pública como un bien común, en donde la libertad de cátedra y el respeto a los derechos humanos han sido una constante, manifestó la coordinadora de la Investigación Científica de la Casa de Hidalgo, Ireri Suazo Ortuño como comentarista de la obra "Iconografía Universitaria 1917-2017".

Esta obra, coordinada por el ex rector e historiador José Napoleón Guzmán Ávila, reúne fotografías relativas a la vida y quehacer universitario, a través de 15 capítulos en los que la narrativa fue preparada por historiadores, una alumna, una profesora y el propio rector Medardo Serna González, describió Suazo Ortuño, que dan fe de la intervención de la Casa de Estudios en la historia individual y colectiva de los michoacanos.

Acompañada en el presídium por el propio coordinador del libro; el historiador Marco Antonio Landavazo Árias; el secretario Auxiliar de la Universidad, Héctor Pérez Pintor quien acudió con la representación del rector Medardo Serna González; el hijo del diputado federal Ángel Alanís Pedraza; y el director el Museo Regional, Jaime Reyes Monroy, Ireri Suazo describió cada capítulo en el que se plasman diversos momentos de los últimos cien años de la Universidad Michoacana.

Marco Antonio Landavazo Árias, quien participó también como comentarista de la obra, dijo que se trata de una iconografía histórica singular, pues no se trata únicamente de una recopilación de fotografías, sino que se seleccionaron quince momentos que plasman el carácter de la institución y su importancia.

La Universidad de Primavera, celebrada en 1940; el exilio español y la recepción por parte de la Casa de Estudios de docentes españoles que dejaron una huella académica imborrable en la historia de la Institución; los empleados y trabajadores de la Universidad Michoacana; la construcción de Ciudad Universitaria; el paso por la Institución de una mujer nicolaita desde las aulas hasta la docencia; los deportes y la cultura; la evolución del acervo bibliotecario y hemerográfico; el desarrollo del posgrado nicolaita, clave para la consolidación de la investigación científica en la Universidad así como de la calidad educativa; movimientos sociales encabezados por nicolaitas, el desarrollo de la Facultad Popular de Bellas Artes, la creación del servicio social, el nacimiento de los sindicatos de profesores y empleados, además de la narrativa de la creación de la escultura Centenario Nicolaita, constituyen un espejo en donde los nicolaitas pueden mirarse con orgullo, afirmaron ambos comentaristas.

Por su parte el José Napoleón Guzmán agradeció la presencia de los ex rectores Leonel Muñoz Muñoz, Fernando Juárez Aranda y Daniel Trujillo Mesina; así como la colaboración de varios alumnos del Instituto de Investigaciones Históricas que hicieron posible la recopilación de fotografías y su arreglo para aparecer en esta obra de gran formato, impresa por el Consejo Editorial de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

La Universidad Michoacana está viva, manifestó Héctor Pérez Pintor al felicitar a los autores de esta obra, la conforman hombres y mujeres que dan cuenta de su gran valor para la sociedad y permite a las nuevas generaciones de nicolaitas conocer de las etapas de consolidación de su Casa de Estudios que en el presente son motivo de orgullo.

Con la representación del rector Medardo Serna González, el secretario Auxiliar entregó al hijo del diputado federal Ángel Alanís Pedraza un reconocimiento que hace la Universidad por el esfuerzo personal de lograr la impresión de ésta y otras dos obras en gran formato que se editaron con motivo del Centenario de la Casa de Hidalgo.