La unidad Xochimilco de la UAM, sin daño estructural

27 de Septiembre de 2017

La unidad Xochimilco de la UAM, sin daño estructural



* El Rector General de esta casa de estudios hizo un recorrido por esa sede académica

A partir de una evaluación efectuada por el personal de obras de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), conforme a los informes de un perito avalado por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI), hay certeza de que las instalaciones de la Unidad Xochimilco no registraron daño estructural, aseveró el Ingeniero Xavier Palomas Molina, director de Obras de la Rectoría General.

Esa sede universitaria no presenta problemas en la edificación como consecuencia del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre, señalaron responsables de diversas áreas de la institución en un recorrido encabezado por el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de esta casa de estudios, acompañado por la doctora Patricia Alfaro Moctezuma y el licenciado Guillermo Joaquín Jiménez Mercado, rectora y secretario de Unidad, además de directores de División, profesores, alumnos y miembros del Colegio Académico.

El doctor Peñalosa Castro reconoció los esfuerzos de la comunidad universitaria, pues “me parece que abonan en la integración de todos los miembros de la UAM. Hemos hecho una revisión de las instalaciones, hemos venido con el Colegio Académico, la máxima instancia de la institución, y encontramos una Unidad que estará lista en poco tiempo”.

En todas las sedes se han hecho ya reportes por expertos internos y externos, sin embargo “ante la recomendación de la Secretaría de Educación Pública hemos decidido emitir en cada uno de los espacios un dictamen por parte de una persona acreditada para ello, lo cual nos permitirá estar seguros de las condiciones de la universidad para regresar lo más pronto a la actividad académica”, finalizó.

Antonio Morales Flores, coordinador de Espacios Físicos de esa Unidad, puntualizó que un grupo de ingenieros acompañado de profesores de la Licenciatura en Arquitectura efectuó con oportunidad un proceso de verificación del estado de cada edificio y “junto con personal de la Unidad hicimos todas las exploraciones necesarias para asegurarnos que la comunidad no corre riesgo” alguno.

Aunado a ello, investigadores del Doctorado en Ingeniería Estructural de la Unidad Azcapotzalco complementaron las evaluaciones y dos empresas privadas entregaron sus dictámenes, los cuales resultaron favorables”, es decir, todos los especialistas involucrados coincidieron en que no existe daño estructural en la totalidad de las construcciones de esa sede académica.

Algunas están cimentadas sobre una bóveda invertida que permitió un movimiento más flexible e impidió problemas mayores o colapsos, y aunque la mayoría fue levantada hace más de tres décadas cuenta con columnas sólidas de concreto y acero, apuntó.

Los inmuebles que tuvieron algún daño por el sismo de 1985 fueron en su momento rigidizados mediante muros de reforzamiento y en esta ocasión no presentaron daño, mientras que “los recientemente construidos reportaron afectaciones menores, demostrando su fuerte soporte a los cambios de la tensión del terreno”.

Están en marcha las labores de reparación: reposición de plafonería y acabados, sustitución de cristales, nivelación de pisos, restauración de juntas constructivas, recolocación de molduras, pintura epóxica en muros y techos, y rigidización de muros dañados.

En la Unidad Xochimilco el doctor Peñalosa Castro abrió una serie de recorridos por todas las unidades de la UAM en esta semana.