Listas para recibir a los universitarios, las unidades Azcapotzalco e Iztapalapa de la UAM

29 de Septiembre de 2017

Listas para recibir a los universitarios, las unidades Azcapotzalco e Iztapalapa de la UAM


* Toda la infraestructura de esta casa de estudios se ha verificado satisfactoriamente

El doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), anunció que se ha verificado satisfactoriamente toda la infraestructura de esta casa de estudios con la finalidad de reiniciar de manera segura las labores académicas, administrativas y de difusión cultural, luego del sismo del pasado 19 de septiembre.

“Las brigadas y los centros de acopio son un trabajo que reconozco y respecto del cual la institución ha sido solidaria. No están solos, la universidad los apoya, tenemos todo el interés por continuar ayudando a las comunidades más afectadas y en breve anunciaremos la fecha del reinicio de clases”, pues “estamos listos para retomar las actividades”, expresó.

Al finalizar los recorridos por los espacios físicos de la institución, acompañado de miembros del Colegio Académico, Peñalosa Castro indicó que “la única infraestructura que deberá ser reparada y reforzada es el edificio “S” de la Unidad Iztapalapa, cuya situación será informada en detalle más adelante”.

El doctor José Octavio Nateras Domínguez, rector de esa sede universitaria, externó que el personal de obras de la Rectoría de Unidad, autoridades gubernamentales e ingenieros estructuralistas de la Unidad Azcapotzalco han llevado a cabo las revisiones finales que permitieron emitir un dictamen positivo para su rehabilitación.

“Los daños que presenta el edificio “S” están en muros, plafones, vidrios y son todos reparables, sin embargo se detectaron grietas y fisuras en algunas columnas que, de acuerdo con el dictamen, podremos reforzar, por lo que no se podrá utilizar por el momento”, lo que significa que unos 200 profesores, así como las coordinaciones, jefaturas de Departamento y laboratorios de docencia e investigación serán reubicados dentro del campus.

Nateras Domínguez aseguró que el resto de la Unidad sufrió daños menores de mampostería, caída de plafones, rotura de vidrios, pero “no hay mayor afectación. Las aulas fueron, de hecho, los espacios menos dañados. Tenemos una obra en proceso que está recibiendo el mantenimiento adecuado y se realizarán trabajos de reparación de paredes y pisos en las semanas siguientes”, detalló.

La doctora Norma Rondero López, rectora en funciones de la Unidad Azcapotzalco, señaló que no se reportaron daños estructurales en ésta y “se están tratando ya las juntas constructivas y uniones entre edificios. Las fisuras y grietas no presentan mayor riesgo, por lo que serán arregladas a partir de material flexible para garantizar la mayor seguridad de la comunidad universitaria”.

Además, el desprendimiento de losetas, plafones y vidrios están siendo reparados y la mayoría de los arreglos finalizaron. “La biblioteca no tuvo daños y las inspecciones hechas por expertos arrojaron que las estructuras principales están sanas a pesar de contar con 40 años de uso, pero se harán adecuaciones para mejorar su apariencia y funcionalidad”, concluyó.