Lleva la UBU a universitarios la conferencia Educación afectiva, mitos y realidades sobre el sexo

24 de Enero de 2018

Lleva la UBU a universitarios la conferencia Educación afectiva, mitos y realidades sobre el sexo



Martes 23 de enero de 2018.

Educación afectiva, mitos y realidades sobre el sexo, fue la conferencia que la Activista de Derechos Humanos y ex Consejera de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Amparo Medina presentó como parte de la formación en una cultura de la paz que la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) a través de la Unidad de Bienestar Universitario (UBU) impulsa.

La también responsable del programa Vida y Familia de la Red Ecuador, habló a los asistentes en su mayoría egresados de las cuatro generaciones del Diplomado en Valores e integrantes de la comunidad docente de la UAS, acerca de los valores, la comunicación en la familia, la sexualidad en los jóvenes y el aborto, para que apliquen estos temas en su hogar, en el trabajo y en el aula.

“Pienso que hay que hablarle de sexualidad a los chicos, que hay que abordarla antropológicamente pero también valorarla; la sexualidad es tan buena que tenemos que cuidarla, amarla y respetarla como si fuera un diamante”, expresó.

En ese sentido aplaudió que la Universidad Autónoma de Sinaloa abra sus puertas para que diversos expertos, como en este caso, den a conocer su opinión; y promueva programas que permitan abordar este y otros temas de interés social, académico y cultural.

“Da una muestra de que es una universidad que está apuntando a formar seres humanos, no solamente comprometidos consigo mismos, sino ciudadanos comprometidos con la sociedad, y eso genera también profesionales de calidad”, sostuvo.

Asimismo refirió que con acciones como esta, la institución encamina sus objetivos a la formación integral de su comunidad dentro de una verdadera cultura de la paz.

“La cultura de la paz empieza amándome, respetándome, amando al otro, es decir, desde el círculo más pequeño, conmigo, con mi esposo, con mi esposa, con mis hijos, con mi familia, con mi comunidad, con mi sociedad, con mi aula, entonces ahí es donde voy construyendo una cultura de la paz, porque la paz no puede ser un enunciado político; debe ser desde lo personal, hacia lo social y hacia lo político”, concluyó.