Molusco contagioso es una infección viral que se presenta principalmente en los niños

16 de Enero de 2018

Molusco contagioso es una infección viral que se presenta principalmente en los niños


Lunes 15 de enero de 2018.

A veces llamadas verrugas de agua, el molusco contagioso es una infección viral común de la piel, la cual se presenta con múltiples lesiones pequeñas como verrugas lisas con un pequeño agujero en medio, son más comunes en niños, aunque en adultos con alteraciones en el sistema inmunológico también puede presentarse, informó Edna Gaxiola Álvarez.

La dermatóloga del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) señaló que esta enfermedad dermatológica se relaciona con el clima húmedo y caluroso, deportes de contacto directo, natación o dermatitis atópica, por lo que en nuestra región diariamente de 10 pacientes que se consultan, uno al menos es diagnosticado con el padecimiento.

“La forma de cómo se presenta son con lesiones en la piel de 1 a 3mm, de color rosado, perladas con el centro deprimido, lo que recibe el nombre de umbilicación. Al exprimir las lesiones dejan salir un material blanco grumoso. Estas pueden localizarse en cualquier parte de la piel, sobre todo en cara, tronco, brazos y piernas en los niños. En los adultos se presenta en muslos, pubis, glande y región perianal”, detalló.

La especialista universitaria expresó que esta enfermedad dermatológica, como su nombre lo dice es altamente contagiosa, por lo que la forma de transmisión es el contacto directo con una persona que lo padece o por objetos contaminados, por lo que una vez que se adquiere el virus el período de incubación varía desde una semana hasta 50 días para que se manifieste.

Dijo que es necesario acudir al especialista para que se realice de manera adecuada el diagnóstico clínico y a su vez se dé el tratamiento adecuado, ya que este tipo de afecciones pueden llegar a confundirse con verrugas vulgares, trombidiasis, varicela, entre otras.

Gaxiola Álvarez apuntó que aun y cuando las lesiones de molusco pueden resolverse de forma espontánea en varios meses, enfatizó que no es conveniente dejar sin tratamiento a los pacientes, primero porque las lesiones pueden diseminarse a todo el cuerpo y segundo por la posibilidad de contagio hacia otras personas.

Cabe señalar que el tratamiento de elección es la extirpación con aguja o cureta. Otros procedimientos que se pueden usar son la criocirugía y la aplicación de ácido tricloroacético al 25 por ciento.