Música de Veracruz, La Habana y Nueva Orleans, tiene raíces africanas

27 de Octubre de 2017

Música de Veracruz, La Habana y Nueva Orleans, tiene raíces africanas


• Ned Sublette planteó la necesidad de hacer mayor investigación para precisar en qué consiste este circuito cultural

• Participó en conversatorio con Donald Harrison, Ramón Rodríguez y Guillermo Cuevas

Paola Cortés Pérez

En la música africana están las raíces de la música de Veracruz, La Habana y Nueva Orleans, coincidieron los participantes en un conversatorio realizado en el marco del 8º Festival Internacional Jazzuv, organizado por el Centro de Estudios de Jazz de la Universidad Veracruzana (Jazzuv).

La charla “Las raíces compartidas de Nueva Orleans, Veracruz y La Habana” se llevó a cabo la tarde del miércoles 25 de octubre en el patio de conciertos de la Casa del Lago UV, con la participación del saxofonista norteamericano Donald Harrison; del sonero veracruzano, Ramón Rodríguez; el pianista y académico, Guillermo Cuevas, y el compositor y productor norteamericano, Ned Sublette.

Guillermo Cuevas comentó que los efectos colaterales de la presencia negra en estos tres sitios (que forman un triángulo) fue el surgimiento de sus músicas y, con el tiempo, las fusiones de las mismas por parte de los grupos humanos que las practicaban como una actividad vital, “va más allá del simple entretenimiento y el jazz ha rescatado mucho de estos valores”.

Donald Harrison también mencionó que la música africana tiene una gran influencia en estos tres lugares, pero lo cierto es que también ha revolucionado este arte a nivel mundial.

Ramón Rodríguez dijo que en Nueva Orleans, La Habana y Veracruz se aprecia claramente la raíz africana, por ejemplo: la habanera (género musical originado en La Habana, Cuba) tiene muchas similitudes con el son jarocho, y después se hizo presente en la ciudad norteamericana de la mano de músicos mexicanos y cubanos.

“Nuestra música tiene algo que la une con el jazz, es la parte de la improvisación y esto es muestra de lo que compartimos musicalmente hablando.”

Por último, Ned Sublette coincidió en la existencia de semejanzas musicales, pero planteó la necesidad de hacer mayor investigación para precisar en qué consiste este circuito cultural, donde hay muchos puntos de correspondencia y de comunicación.

“Necesitamos saber cómo se movió el bolero, el danzón, cómo la banda mexicana llegó a Nueva Orleans en 1884, para la exposición de algodón; estos y otros aspectos necesitan ser investigados.”

Las actividades del festival continuarán hasta el domingo 29 de octubre, para mayor información consultar el programa en https://www.uv.mx/jazzuv/festival-jazzuv/