Ofrece facultad de medicina de la UNAM atención integral en adicciones

7 de Marzo de 2018

Ofrece facultad de medicina de la UNAM atención integral en adicciones



• La Clínica de Atención Integral para las Adicciones abrió sus puertas a jóvenes universitarios de entre 12 y 30 años de edad

• Brinda no sólo tratamiento psicológico, sino estrategias para contender con este problema fuera del entorno escolar

Con un método único en México que sentará un precedente en la atención a los usuarios de sustancias adictivas, abrió sus puertas la Clínica de Atención Integral para las Adicciones (CLIA), de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Silvia Ortiz León, jefa del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la FM, precisó que el tratamiento será multidisciplinario, pues además de ofrecer herramientas que permitan al paciente (jóvenes universitarios de entre 12 y 30 años de edad) contender mejor con las adicciones e identificar las problemáticas que afectan al individuo y su entorno familiar, se brindará apoyo a la familia.

“Esta labor tiene que ver con el abordaje de la problemática en distintas áreas: la salud mental, los trastornos psiquiátricos y las adicciones, además del individuo y la familia, y una terapia de tercera generación vinculada a su contexto”, remarcó.

La CLIA se ubica en las instalaciones del Departamento de Psiquiatra y Salud Mental de la FM, que desde hace 60 años atiende a la comunidad universitaria, y ahora espera recibir especialmente a jóvenes de entre 12 y 30 años, considerado el grupo más vulnerable a las adicciones.

Juan Pablo de la Fuente Stevens, colaborador de la clínica, expuso que desde hace tiempo se han detectado casos de personas que llegan con depresión, déficit de atención o hiperactividad aunado al uso de sustancias, por lo que se les ha atendido enfatizando qué tanto puede influir el consumo en su rendimiento escolar.

Hasta ahora, prosiguió, una de las grandes barreras para ser atendido es el estigma de acudir al psiquiatra, que ha tenido una connotación negativa, por lo que ahora la CLIA busca romper esta imagen y demostrar que pedir ayuda especializada es tan normal como ir al pediatra o al cardiólogo.

“Lo que hacemos es propiciar ciertos cuestionamientos: ¿tendré un problema con el consumo de sustancias?, ¿habrá alguna otra forma de enfrentar los problemas de la vida cotidiana o el estrés que me provocan los estudios y otras situaciones? No les diremos que tienen un problema o lo que deberían hacer, el tratamiento es proactivo, pues el paciente debe tener una participación activa en cuanto a su seguimiento”, precisó el especialista en psiquiatría.

Atención a los jóvenes

El proyecto de la clínica surgió en 2017 como un esfuerzo de la Universidad para ofrecer más espacios de atención a los jóvenes ante una problemática que se presenta en edades cada vez más tempranas.

Quien solicite el apoyo de la CLIA será atendido de forma confidencial por un equipo de psiquiatras expertos en adicciones, un especialista en conducta contextual y una trabajadora social.

Además de la atención en la clínica, ya se implementan campañas de divulgación sobre los efectos de las drogas en el rendimiento escolar, en donde se invita a los jóvenes a reflexionar sobre estos temas.

Actualmente, el Departamento Psiquiatría y Salud Mental de la FM atiende mil 500 casos nuevos cada año por diferentes trastornos como la depresión o ansiedad, entre otros, y da seguimiento a unos 10 mil pacientes.