Para que la reforma educativa tenga éxito, debe ser el magisterio el que la impulse

13 de Diciembre de 2019

Para que la reforma educativa tenga éxito, debe ser el magisterio el que la impulse


• Se realizó la “Mesa de Educación de la 4T. Debate”, convocada por el programa FIL Pensamiento

La reforma educativa aprobada en el actual gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador tiene fortalezas, como incluir contenidos humanísticos, psicoemocionales y porque pone al niño y al profesor en el centro de la política educativa, además que se priorizará la infraestructura en las zonas marginadas. No obstante, para que tenga éxito, el magisterio debe decidirse a impulsarla y a adoptar nuevas prácticas docentes.

Esto se platicó en la “Mesa de Educación de la 4T. Debate”, en la que participaron Marcos Bucio Mújica, Manuel Gil Antón y Gilberto Guevara Niebla, moderados por la doctora Karla Planter Pérez, Coordinadora de FIL Pensamiento y Rectora del Centro Universitario de Los Altos (CUAltos), en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

Manuel Gil Antón, profesor del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México, indicó que esta reforma tiene retos como hacer coincidir los recursos financieros con los deseos, para ya no seguir dando la peor educación a las mayorías y la mejor a quien menos la necesita, pues eso se ha hecho durante décadas.

“Entusiasma porque concibe al magisterio como sujeto de la transformación y no como objeto impresentable a cambiar con base en evaluaciones; porque desliga la evaluación de la permanencia y está orientada por la formación no por la examinación inválida; porque dignifica a las escuelas normales como espacios prioritarios. Y hace de la educación un derecho desde la infancia hasta la superior”, declaró Gil Antón.

Añadió que la pura letra de la ley no es suficiente: “Esta reforma sólo será posible cuando los maestros, de forma colegiada, decidan echarse adelante. Así como el magisterio detuvo a la reforma de Peña, serán ellos quienes se organicen para que la reforma llegué al aula y conduzca al bienestar educativo”.

El doctor en Educación, Gilberto Guevara Niebla, exlíder estudiantil del Movimiento de 1968 y asesor en la SEP, dijo que esta reforma realiza una gran aportación al artículo 3ro. Constitucional, al definir que la educación debe de ser integral, e incorporar materias que antes eran desestimadas, pues matemáticas y lengua eran lo único, y hoy vienen con fuerza los contenidos psicoemocionales.

“En eso tiene razón el presidente, aunque no comparto su idea de enseñar cartilla moral a los adultos”, indicó.

“Lo que da esperanza en este cambio es que se está personalizando la educación, al colocar al centro al niño y al profesor. Ya no sólo verlos en colectivo, al niño como a la infancia o al maestro como sindicato; sino personalmente. Y esta es una educación que es profundamente humanista”, subrayó Guevara Niebla.

La educación que se propone ayudará a los niños a enseñarlos a hablar en público, a desarrollar habilidades que van a necesitar en su vida cotidiana; a tener estima y empatía y a ponerse en el lugar del otro. Dependerá de los profesores que el aula sea un lugar activo, dinámico y divertido, sin perder de vista el mensaje de aprendizaje.

El Subsecretario de Educación Básica, de la Secretaría de Educación Pública (SEP), maestro Marcos Bucio Mújica, analizó que históricamente ha habido cambios de política educativa, pero no se reflejan en la disminución de pobreza ni en la mejora académica; por eso era tiempo de sacudir el sistema.

“Ahí es donde yo reitero que, por primera vez, se ha avanzado en una sociedad, con el gobierno, organizaciones civiles, para llegar a un Sistema Nacional de Primera Infancia, y ver por los niños de 0 a 3 años; eso es algo nuevo que se trabajará de forma intensa y tenemos que articular a instituciones y entidades de la república, y estamos empezando a hacerlo”, dijo.

“Es la primera vez que tenemos becas en zonas de alta marginación –agregó–. Es la primera vez que tenemos apoyos para infraestructura. Haremos 100 mil escuelas en zonas de alta marginación. Ellos deciden en qué invertir y qué materiales adquirir. Vamos a vigilar y a acompañar con maestros. Vamos a visibilizar a las comunidades indígenas y el México diverso”, subrayó.