Parte nuevo envío de víveres con apoyo a damnificados

28 de Septiembre de 2017

Parte nuevo envío de víveres con apoyo a damnificados


* El rector informó en rueda de prensa, que para este nuevo envío se recabaron alrededor de 16 toneladas en víveres, medicinas y artículos de limpieza.

Este miércoles partió, desde el Paraninfo de la Universidad de Colima, un nuevo tráiler con donativos de la comunidad universitaria, de la Cruz Roja Mexicana y la sociedad en general, a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con 16 toneladas de víveres y medicamentos.

Los encargados de dar el banderazo de salida fueron José Eduardo Hernández Nava, rector de la UdeC, y Alberto Covarrubias Bermejo, delegado de la Cruz Roja en Colima.

Antes, Hernández Nava se reunió con medios de comunicación de la entidad para informar puntualmente sobre las jornadas de acopio de víveres que llevó a cabo la UdeC y quiénes donaron, utilizando como centro de acopio la sala anexa al Paraninfo.

En su intervención, Eduardo Hernández destacó que “en los momentos que está viviendo nuestro país, es importante y valioso para la UdeC organizarse y apoyar a quienes más lo necesitan”.

Esta labor, añadió, “la realizamos no sólo porque está en nuestra encomienda como institución con un alto sentido de responsabilidad social, sino porque consideramos valioso que los jóvenes que hoy se forman en nuestras aulas, adquieran aprendizajes sólidos que los hagan, además de buenos ciudadanos, buenas personas”.

En la primera jornada, que fue para apoyar a los damnificados del sismo del pasado 7 de septiembre, informó el rector, se lograron reunir, con apoyo de cientos de voluntarios de la UdeC, Cruz Roja y la sociedad en general, 26.7 toneladas de víveres que fueron trasladadas en dos camiones hace ya unos días”.

Para esta segunda ocasión, se lograron reunir alrededor de 16 toneladas en víveres, medicinas y artículos de limpieza, sumando un total, en las dos jornadas, de 42 mil 631.68 kilos, con una participación de más de mil 630 personas, todo esto en coordinación con la delegación estatal de la Cruz Roja Mexicana, añadió Hernández Nava.

Con este tipo de acciones, agregó, “los universitarios y colimenses mostramos una vez más nuestra solidaridad en situaciones de emergencia. Además, ésta es una de las formas en que la institución refrenda su compromiso de seguir impulsando acciones que contribuyan a reducir las necesidades de quienes más lo requieren”.

En este sentido, añadió, “formamos de manera integral a las nuevas generaciones de colimenses con valores como la solidaridad, la generosidad y la empatía, tan necesarios en los tiempos que vivimos. Tal es el caso de los 27 alumnos de la Facultad de Ingeniería Civil que viajaron a Morelos para evaluar daños en los inmuebles afectados, acompañados por seis de sus maestros, dos arquitectos certificados y nueve egresados”.

Eduardo Hernández Nava agradeció a todos los que se sumaron a estas jornadas de recolección de víveres, en especial la labor del CEDEFU, el Voluntariado Universitario y el Voluntariado de la Cruz Roja, así como a los miles de jóvenes que revisaron la caducidad de los víveres, los pesaron y embalaron.

“A todos ellos agradezco el esfuerzo, el apoyo, el tiempo y la confianza en nosotros para que su ayuda, su mensaje de aliento, llegue a nuestros hermanos que en este momento tanto necesitan de nuestra solidaridad”, dijo enfático.

De igual manera, Hernández Nava agradeció a la sociedad en general, así como a 47 instancias entre empresas, dependencias de gobierno, ONG, escuelas públicas y privadas, y a los sectores de la UdeC como la FEC, SUTUC, FEUC, ACU, Jubilados y Pensionados, así como a las delegaciones, coordinaciones generales, dependencias y planteles de nivel medio y superior de esta Casa de Estudios.

Por último, dijo que los universitarios que así lo deseen podrán donar un día de su salario para los damnificados, y que él hará un aporte de una quincena de su propio sueldo.

Durante su intervención, Alberto Covarrubias Bermejo, delegado de la Cruz Roja en Colima, agradeció al rector y a su esposa, Alicia López de Hernández, directora general del CEDEFU y presidenta del Voluntariado de la UdeC, “por el gran apoyo que junto con la Cruz Roja realizaron en esta ardua labor”.

Explicó, además, que para asegurar que los tráileres llegaran a su destino, éstos fueron monitoreados por medio de GPS, logrando constatar que el primer envío con 17 toneladas llegó el día 21 de septiembre y el segundo, con 10 toneladas, llegó a su destino el día 22 de septiembre.

Finalmente, el delegado de Cruz Roja agregó que hoy jueves partirá un segundo cargamento con 10 toneladas, además de una brigada de paramédicos y voluntarias, con destino a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.